Receta: Alfajor de chancaca

En Latinoamérica, el alfajor es un dulce, que comparte el origen con su homónimo español desde una golosina tradicional de la gastronomía del Al-Ándalus. Fue difundido en América durante el periodo colonial.1 Su nombre proviene del hispanoárabe al-hasú que significa ‘el relleno’.

El característico formato redondo o de oblea de la mayoría de las variedades de alfajor de América Latina proviene de España, donde se encuentran antecedentes desde por lo menos el siglo XVIII.

Esta variedad se compone de dos o más galletas unidas por un relleno dulce y generalmente bañadas en chocolate, glaseado o azúcar en polvo. El relleno suele ser de dulce de leche, aunque también existen alfajores de frutas, mousse de chocolate y diferentes rellenos.

En Chile la forma del alfajor es básica para todos los tipos de “dulces criollos”. Se preparan en todo Chile pero con otros nombres, como dulce de maicena o el típico “Chilenitos”. Alfajor, conocido como tal, se le llaman a las preparaciones del centro (Curicó) y sur del país, muy similares en preparación al argentino; básicamente, dos galletas o bizcochos unidas por manjar, y generalmente bañadas en merengue, aunque en otras preparaciones las galletas se unen con mermelada y se espolvorean con azúcar flor (azúcar impalpable) en vez de ser bañadas en merengue.

Hemos realizado la distinción dado que en España, el alfajor es un dulce de la repostería española, es una variedad de dulce típicamente navideño, propio de la cocina andaluza así como también de Murcia. Suele estar realizado a partir de una pasta de almendras, nueces y miel, al igual que muchos otros dulces tradicionales como el turrón o el mazapán. Puede ser en forma de cilindro compacto hecho con la masa aglomerada con pan rallado, o bien con la pasta de miel como relleno entre obleas de harina de trigo. Su aspecto es similar a los macaroons. Se trata de una golosina originaria de la gastronomía del Al-Ándalus. Su nombre proviene del hispano-árabe al-hasú que significa ‘el relleno.

La Receta…

Poner una taza de chancaca picada en trozos en una olla con 500 cc de agua y ralladura de ½ naranja. Hervir hasta disolver. Aparte, dorar 3/4 taza de harina en una sartén hasta que cambie a un color tostado claro. Agregar el líquido a la harina y devolver al fuego hasta espesar. Añadir ½ taza de nueces picadas pequeñas y dejar enfriar. Rellenar las hojarascas.

Fuente

About these ads
Published in: on octubre 9, 2012 at 09:04  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: http://debuenamesa.wordpress.com/2012/10/09/receta-alfajor-de-chancaca/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 107 seguidores

%d personas les gusta esto: