Bebidas: Batido de mantequilla de maní

Peanut Butter batido De Buena Mesa

El batido de leche, batido, batida, o malteada, es una bebida elaborada a base de leche y frutas, chocolate, turrón o también helado. Un factor importante que distingue un batido de la leche mezclada es que está preparado generalmente en una batidora más que simplemente revuelto.

Existen máquinas diseñadas específicamente para realizar batidos. A menudo, estas máquinas mezclan los ingredientes e insertan aire en la mezcla haciendo que tenga una consistencia suave mientras que las sacudidas hacen que se espese mientras se mezcla. Algunos establecimientos utilizan máquinas donde la leche y la mezcla se congelan y se unen en un envase situado dentro de la máquina, mientras que otras preparan y mezclan el batido a mano dentro de una taza especial de acero inoxidable.

Los sabores más comunes del batido son vainilla, chocolate, y fresa, aunque también se emplean otros dulces y frutas como plátano, frutabomba, mamey, guayaba, mango, etc. En algunas zonas de Estados Unidos se utiliza jarabe o sirope de café como condimento con helado de café para hacer café frappé. Un añadido común al batido es la malta (leche malteada), que lo convierte en un batido malteado. Algunas recetas de batido incluyen helado del mismo sabor del batido, mientras que otras piden helado de vainilla al que se le añade un producto que le da sabor, como por ejemplo un jarabe o fruta.

La Receta…

300 ml de leche de almendras (o cualquier leche vegetal), 4 frutillas, ½ plátano, 2 dátiles, 1 cucharada de mantequilla de maní casera, stevia en polvo y hielo a gusto.
1. Mezcle todos los ingredientes en una licuadora, por unos tres minutos, y ya está listo para servir.

Fácil y sabroso!

Fuente

Published in: on abril 8, 2013 at 13:27  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , ,

Receta: Mantequilla de maní casera

Frutos de Maní De Buena Mesa

De este fruto, el maní, se obtienen alimentos como la crema o mantequilla de maní, y se extrae su aceite, muy empleado en la cocina de la India y del sureste de Asia.

En Paraguay, el Ka’í Ladrillo o Dulce de maní es un postre típico de la gastronomía popular paraguaya preparado en base a maní y miel negra de caña. Como todo plato del arte culinario propio del Paraguay, el ka’í ladrillo, por sus componentes, es rico en valores proteicos y calóricos. Este hecho no es casual y responde a razones históricas plena y científicamente comprobadas.

En Uruguay y Argentina, se consume de diversas formas: tostado (pelado o con su cáscara); azucarado en forma de garrapiñadas, turrones y pralinés; como golosina, ya sea confitado o recubierto de chocolate; o dentro de tabletas y barras de este último. Es, además, uno de los componentes principales de las picadas consumidas en bares y restaurantes de ambos países, siendo frecuentemente servido de forma gratuita acompañando a la cerveza. Argentina también produce manteca de maní, pero su destino suele ser la exportación, ya que su sabor está poco difundido aún entre la población; sin embargo con ella se produce una especie de turrón semiblando, similar al nougat, conocido por la marca comercial Mantecol. El Mantecol es de un sabor similar al postre árabe conocido como Halva, que a diferencia del Halva, que es de sésamo o sémola, y que contiene por lo general pistachos, el Mantecol contiene nueces. La Argentina es el mayor productor de maní de América Latina, y el noveno mayor productor en el mundo.

En Brasil se elabora un dulce a base de pasta de cacahuete, almidón de mandioca y azúcar, conocido como paçoquinha.
En Colombia la semilla se consume de distintas maneras: frita (confitada, frita con y sin cáscara, con y sin sal), tostada, con y sin cáscara, y confitada. En este último caso, se confita con caramelo, quedando de color rojo por el colorante rojo natural de la cáscara. También se utiliza para fabricar el turrón de maní o bañado en caramelo.

En Chile se vende normalmente como aperitivo, preparado ya sea en forma industrial o artesanal, en las tiendas de las estaciones de servicio, también en supermercados, kioscos y minimercados entre otros. También, en casi todas las esquinas de los sectores céntricos y en zonas de interés turístico o comercial.
En Cuba también es un alimento popular y se vende en la calles por los denominados “maniseros” quienes tuestan las semillas que luego venden empaquetadas en los famosos “cucuruchos de maní”, popularizados por la canción de Moisés Simons, “El manisero”

En España se consume la semilla cruda o tostada, denominándose entonces “panchitos” en áreas localizadas, aunque se suele conocer popularmente como “cacahuetes” o “cacaos”. En Canarias se llaman manises, y se dice que tienen efectos afrodisíacos.

En México es común encontrarlos en diferentes presentaciones como botana o golosina (salados, japoneses, garapiñados, enchilados, etc.) o en forma de un dulce tradicional muy nutritivo hecho con maníes y miel llamado “palanqueta” o “pepitoria” (también se puede hacer con otras semillas, como pepitas de calabaza), e incluso como mazapán de cacahuate. Asimismo se utiliza para preparar distintos guisos, como el pollo en salsa de cacahuate.

En Ecuador es un alimento muy consumido que tiene gran presencia en ciertas provincias costeras como la provincia de Manabí, donde su uso es básico en la elaboración de platos típicos como el viche de mariscos, el corviche y otros platos a base de plátano verde. De igual forma se usa en la gastronomía ecuatoriana para la elaboración de bollos de pescado, cazuelas, guatita, salprieta, etc. Se comercializa a escala industrial como pasabocas en distintas presentaciones: salado, con miel, picante, etc.

En Perú es también un alimento popular que se puede hallar en múltiples presentaciones y preparaciones, dulce y salado, artesanal e industrial, confitado con caramelo, como relleno de chocolates, etc.. Además es usado en la preparación de platos típicos tales como la “patita con maní” o la “carapulcra”.

En Venezuela, y probablemente en otros países, es típico el uso del maní junto a las nueces y varios granos en la decoración de la mesa en los días festivos de la temporada navideña o como merienda de niños en la escuela.

Peanut Butter De Buena Mesa

La Receta…

4 tazas de maní ( sin cáscara ni piel) Dos pizcas de sal
1. Ponga todos los ingredientes en una procesadora. Lo ideal es que esta tenga cuchillos grandes y buena potencia
2. Muela la mezcla con intervalos. Cada vez que se detenga, y con la ayuda de una cuchara, mueva la masa para que no se quede pegada en los cuchillos de la procesadora. Al principio se formará una harina, luego una masa muy densa que, poco a poco, se irá deshaciendo y poniendo líquida.

A qué le quiere agregar?

Fuente

Published in: on abril 8, 2013 at 13:16  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

Receta: Albóndigas de arroz integral y mantequilla de maní

Tomaticán con Albóndigas De Buena Mesa

Una albóndiga es una bola de carne picada, generalmente de res y a veces de pescado mezclada con huevos y diversos condimentos, tales como perejil, comino, etcétera; aunque también hay una variable vegetariana hecha a base de seitán. La albóndiga es tan popular en las diferentes gastronomías y tiene tantas recetas que resulta ser un hiperónimo acerca de un alimento.

En casa continente y país el termino conlleva a una forma distinta de preparación, por ejemplo tenemos:

En Argentina, se preparan de tres modos distintos muy similares a la forma española: hervidas (para esto generalmente se rebozan con harina refinada de trigo). Fritas: se hacen con carne de vaca picada y un rebozo semejante al de las milanesas: con huevo, ajo, perejil y pan rallado. Después de freírlas ligeramente, se terminan de cocer en una salsa hecha tradicionalmente a base de un sofrito de cebolla, rodajas de cebolla, harina, vino blanco y especias; fritas (para esto se suelen rebozar con pan rallado) y; cocidas al horno. Se sirven generalmente como primer plato durante los inviernos y otoños con salsa, papas (patatas), arroz y carne vacuna.

En Chile son bolas de carne molida con pan rallado, huevo y perejil que se cuecen en un caldo de carne al que luego se le agrega arroz y se sirve caliente. También se sirve en una sopa llamada cazuela de albóndigas.

En En Noruega, las albóndigas se llaman kjøttkaker (‘carne apelmazada’) y se asemejan al frikadeller danés, pero se hacen generalmente de carne picada. Este plato se sirve tradicionalmente con patata hervida, salsa, mermelada de arándano rojo o sopa de guisantes. Algunas personas tienen el gusto de agregar una cebolla frita caramelizada de acompañamiento. Como en Dinamarca, las köttbullar suecas son muy populares.

Mantequilla de Maní De Buena Mesa

La flantequilla o flancrema o flananteca de cacahuetes (o de flancacahuates o flanmaní) es una pasta elaborada de cacahuetes tostados y molidos, generalmente bien salada o endulzada. Comúnmente se comercializa en supermercados y otras tiendas de venta de comestibles, pero puede ser elaborada en casa.

La mantequilla de cacahuetes es popular en Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Canadá, Papúa Nueva Guinea, Nueva Zelanda y los Países Bajos, y menos en otras partes de Europa, donde tiene más aceptación la crema de avellana. En España desde hace unos años es muy fácil encontrarla en la mayoría de los supermercados. En Alemania e Italia por ejemplo, la manteca de cacahuetes no es muy habitual del todo, y es muy difícil conseguirla en tiendas y supermercados. También ha ganado cierta popularidad en las Filipinas, partes del Cercano Oriente, Japón y otras zonas donde los estadounidenses mantuvieron una fuerte presencia en décadas recientes. Por otra parte, está siendo producida en la India y China. Algunas personas son alergicas al maní. De ser así es necesario omitir esta receta.

Albóndigas De Buena Mesa

La Receta…

Para seis (6) albóndigas grandes…
2 tazas de arroz integral cocido, 3 cucharadas de mantequilla de maní casera, 1 cebolla pequeña picada en cubitos pequeños, 1 zanahoria picada en cubitos pequeños, 4 cucharadas de semillas de sésamo tostadas (blanco y negro), 4 cucharadas de harina de trigo integral o harina de arroz, albahaca seca o fresca a gusto, sal de mar, pimienta (opcional), agua (la cantidad depende de la humectación de la mezcla) y aceite de oliva extra virgen.
1. Con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal, saltee la cebolla en una sartén. Cuando comience a dorarse agregue la albahaca, la zanahoria, la pimienta (opcional) y un poco de agua si fuera necesario
2. Cuando la zanahoria esté tierna apague el fuego y añada la mantequilla de maní. Mezcle todo muy bien y finalmente agregue 4 cucharadas de arroz integral cocido y rectifique la sal. Este es el relleno de las albóndigas
3. Muela el arroz cocido en una procesadora. Como la idea es que se obtenga la textura de un puré muy espeso y grumoso, no lo muela completamente. Si quedan granos enteros no importa, y si es necesario añada un poco de agua
4. Cuando tenga el puré de arroz listo incorpore las semillas de sésamo, las 2 cucharadas de aceite de oliva y la harina integral
5. Tome la mezcla del relleno con las manos y apriétela hasta formar una bola. Luego recúbrala con el puré de arroz. Para que este procedimiento sea más fácil, hágalo con las manos mojadas 6. Cuando las albóndigas estén listas póngalas en la lata de horno, previamente aceitada, o sobre una silicona, y déjelas por 35 minutos a 200°, o hasta que estén doradas y crocantes por fuera.

Deliciosa!

Fuente

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 120 seguidores

%d personas les gusta esto: