Langostinos con salsa americana y arroz blanco

Plato para seis personas.

Ingredientes:

½ kl de arroz
36 langostinos medianos
1 vaso, de los de vino, de aceite fino
50 g de mantequilla
1 vaso, de los de vino, bien lleno de vino blanco seco
½ vaso.de los de vino, de buen coñac
3 tomates grandes bien maduros (más o menos de 350 g.)
1 pellizco de hierbas aromáticas
1 ramita de perejil
4 ó 5 cucharadas soperas de nata líquida
2 chalotas (o una cebollita francesa mediana)
1 pellizco de pimienta de Cayena
1 pellizco de pimienta común
Sal
Unas gotas de carmín (facultativo)
Una cucharada, de las de café, de fécula de patata (facultativo)

Preparación:

Se separan las cabezas de los langostinos y se les quita a las colas el caparazón. Estas colas peladas se reservan en un plato tapadas con otro, para que no se sequen. Se podrá entonces hacer el arroz que, una vez rehogado, se moldeará en flanes pequeños o en corona.

¿Cómo prepara r el arroz blanco?

Plato para seis personas.

Ingredientes:

½ Kl de arroz
Agua hirviendo abundante
50 g de mantequilla
Sal

Preparación:

Se pone agua abundante en una cacerola (sin sal) y cuando rompe el hervor a borbotones, se echa el arroz limpio, pero sin lavar (se puede limpiar en seco con un trapo de cocina limpio). Se mueve con una cuchara de madera para que no se apelotone. Se deja cocer a fuego vivo de 12 a 15 minutos (depende de la clase de arroz). Se echa entonces en un colador grande y se pone al chorro de agua fría, haciéndolo saltar para que quede todo bien lavado. Se deja así en el colador y escurrido hasta el momento de emplearlo. En un cazo se pone la mantequilla a derretir, se echa el arroz y se sala, dándole vueltas con una cuchara de madera.

Nota: Para servirlo de manera más original, se tiñe el agua de cocer el arroz machacando unas hebras de azafrán en el mortero y desliéndolas en el agua. Se pone amarillo el arroz. También se puede añadir, al rehogarlo, una lata pequeña de guisantes (100 g)

Salsa Americana:

En una sartén se pone la mitad del aceite y la mitad de la mantequilla a calentar.
Cuando esta la mantequilla derretida se saltean las cabezas sazonadas con sal y pimienta común a fuego vivo unos cinco minutos. Pasado este tiempo, se retiran y se reservan las cabezas en un plato hondo. En esta misma grasa se ponen las chalotas (o cebollitas) peladas y picadas, así como el tomate en trozos y quitadas las simientes. Se ponen también las hierbas aromáticas, la cayena y el perejil. Se rehoga bien todo otros cinco minutos y se añade el vino. A fuego moderado se deja cocer la salsa un rato (10 a 15 minutos).

Aparte, en una sartén o cacerola, se pone el resto del aceite y la mantequilla, cuando esta toda la mezcla caliente se rehogan las colas de los langostinos, hasta que tomen un bonito color sin tostarse. En un cazo pequeño se calienta el coñac, se prende con una cerilla y se vierte prendido en los langostinos, flameándolos muy bien. Por el chino se pasa la salsa con las cabezas, apretando mucho. Se vierte esta salsa por encima de los langostinos con su grasa y su coñac, se pueden poner unas gotas de coñac para subir un poco de color de la salsa. Se les deja unos seis minutos a fuego lento que se hagan, y fuera del fuego se agrega la nata. Se rectifica de sal y pimienta si hace falta.

Si se tuviese que esperar un poco para servirlos, se pondría la nata sólo a última hora.

Se colocan en una fuente los langostinos con su salsa y a un lado los moldes de arroz, ya salado y rehogado.

Nota: Si la salsa está demasiado clara, se espesa antes de poner la crema con una cucharadita de las de café de fécula, desleída en una cucharadita sopera de agua.

Vino: Blanco o rosado.

Published in: on diciembre 27, 2010 at 20:47  Dejar un comentario  
Tags: ,

Receta prometida: Pasta de Jaiba

 

 Uno de nuestros clientes consulto como elaborar una crema o pasta para untar esta noche con los productos que ofrecemos, nuestra sugerencia fue pasta de Jaiba.

Ingredientes:

– 1k de carne de Jaiba

– Dos pimentones

– Dos cebollines 

– Ajo en polvo

– Pimienta negra

-Sal

-Limón

– Mayonesa (opcional)

Preparación:

– Una vez que la carne de jaiba ha llegado a tus manos debes descongelarla en la nevera, no a temperatura ambiente.

– Con el cebollín, los pimentones (rojos, verdes o ambos) picados en trozos pequeños para hacer un sofrito que has de aliñar con un poco de ajo en polvo, un poco de pimienta negra y una pizca de sal al gusto en una sarten u olla sin tapa. Si tienes en tu poder aceite de oliva, sería lo optimo, vierte unas gotas al sofrito. – Una vez que los ingredientes estén sofritos, el cebollin no debe cristalizarse, coloca la carne de jaiba en la sarten u olla y mezcla hasta conseguir que todos los ingredientes se fundan. El tiempo de cocción es de tres a cinco minutos.

– Dejar enfriar y colocar jugo de limón, si lo que desea es una crema para untar coloque un poco de mayonesa y revuelva.

Published in: on diciembre 24, 2010 at 16:18  Dejar un comentario  
Tags: ,

La ruta de la Felicidad, preparemos su llegada…¡Feliz Navidad!

La ruta de la Felicidad…preparemos su llegada…¡Feliz Navidad!

! Feliz Navidad, 诞节快乐,  Buon Natale, Frohe Weihnachten, Feliz Natal, Merry Christmas,عيد ميلاد مجيد ¡

Navidad se acerca, faltan menos de 24 horas, para esta fecha tan especial y hermosa que tiene un trasfondo único.

A  todos y cada uno de ustedes nuestros mejores deseos. Disfruten en Familia, valoren cada momento que tengan para compartir y sonreír, no importa que no tengan algo físico que dar, un regalo puede ser un fuerte abrazo o un gran beso, uno de esos que se dan de corazón, sin interés o esperar algo a cambio, es darnos el tiempo para estar con el otro, con el ser querido, empatizar, vivir la magia y que la Felicidad nos contagie…en estas fechas no predomina la edad o si nos gusta o no la celebración, es dejarse llevar, es respirar alegría, recordar los hermosos momentos que hemos vivido, concentrar los aspectos positivos de nuestra vida y proyectarlos para un futuro mejor.

Hace unos años, recibí una carta del personaje que esta enfundado en todos estos sentimientos, aquel que recordamos en todo el globo, los llamamos de diferentes formas pero en esencia es el mismo, Papa Noel, Santa Claus, San Nicolás o Viejito Pascuero, es un agrado compartirla con ustedes…

” En el Diciembre perenne…

A mis Ángeles:

Ha pasado tanto tiempo. Pasa para Ustedes y para mí.

Hace unas horas me aventure por Turquía, la noche se hace corta. No puedo creerlo, mi añorada tierra natal! , aquellos hermosos parajes. Aún recuerdo a Anatolia, ubicada en los valles de Licia, como todo; ha cambiado. Incluso cuando me reflejo en los vasos puedo apreciar que mis cabellos están cada vez más blancos y la leche ya no me sienta bien.

Que años aquellos de Imperios grandilocuentes. Cuando Constantino tuvo la gentileza de liberarme, luego de ser encarcelado por Licinio decidí dejar de ser quien Era (6 de Diciembre 345) y aunque el cansancio me invade, desde entonces no he cesado.

De vez en cuando, si deseo recordar esas vivencias me acerco a Bari (Italia), tras la invasión musulmana, algunas de mis
pertenencias permanecen guardadas allí.

Es sorprendente como algunos hechos cambian la Vida de las personas y aquel en particular cambio la mía. Conocí tres muchachas que querían casarse y su padre no podía pagar su dote, deje escapar unas monedas de oro que fueron a parar a unas medias tejidas que estaban colgadas en la chimenea prontas a secarse y sorpresa mía que tal incidente fue la dicha y gloria de Ellas. Cuan contento estuve.

Con los años, tal hecho se ha visto menoscabado, otros hacia el Norte me recuerdan porque era habilidoso con mis manos y tallaba figuras de madera a los niños de los pueblos cercanos donde vivía.

El tiempo ha pasado, mis Ángeles crecen y olvidan sus esencias. Hay quienes incluso ya no recuerdan a Pedro, quien me asistía en estas actividades. Por suerte, ha pesar de que mi vista ha empeorado y los huesos duelen, los gnomos han superado al maestro.

Cuántas lunas espero ansioso para poder leer lo que sus corazones desean, espero esas misivas hasta el solsticio de invierno (21 de Diciembre) fecha en la que me dispongo a embriagarlos con mi sentimiento.

Por cierto, el otro día leí la carta de un niño que pensó que no le obsequie regalo alguno años atrás, suelo equivocarme de domicilios, intercambiar regalos pero… que ingenuidad, nunca les olvido. A veces procuro entregar afecto, lo deposito en sus respectivos zapatos para que lo disfruten pero, a quien se lo dedico no lo percibe, sus ojos no les permiten verlo aunque su corazón lo desean a montones, buscan algo que no es visible y sólo se manifiesta si crees en ello.

El otro día, me tope con un niño que anhelaba seguridad y confianza, al escucharle hablar y reaccionar supe que no creía en sí mismo.

Hay veces que mi presente suele manifestarse durante el año, ya que a veces es complejo, conlleva tiempo y requiere de la colaboración de otros, no sólo de mis gnomos, por lo que no puede ser entregado en Navidad. Cuando ello ocurre piensan que los he olvidado, dejan de comunicarse conmigo pero, Yo siempre estoy presente, lástima que me celebren sólo en estas fechas.

En estos tiempos el apuro, las galletas, el chocolate y la noche que se me hace corta. Las casas nuevas incluso ya no tienen chimeneas y el trafico aéreo dificulta mi paseo en trineo.

Intento tener presente sus deseos, siempre y me esfuerzo por cumplirlos.

Siempre estoy con ustedes, cierren sus ojos e imagínenme o búsquenme en el cielo estrellado. Ubiquen la Osa Mayor o la estrella Polar, desde allí cuando mires al cielo sonriendo, estaré.

La Navidad es más que un día, es el recuerdo más hermoso que guardas, es el momento más alegre, un sentimiento de optimismo que inunda tu Ser. La Navidad es aquella que tu desees crear.

Hoy todos comparten en casa, están tus padres, tus abuelos, tus mascotas, están contentos y disfrutan ese sentimiento contigo porque eres el alma de estas fechas.

Hónrame cuando practiques cualquier gesto, secar una lagrima, obsequiar una sonrisa, regalar un abrazo o un beso, calmar un dolor o suavizar una pena…aprende a caminar por la Vida sembrando flores sin espinas

Por mi parte reciban todo lo que les haga Feliz y nada que les haga sufrir y aprendan una receta ampliamente difundida…Juntemos varias medidas de Paz, luego una pizca de Amor, después dos tazas de Ilusión con dos de Comprensión, al final agrega un poco de Ternura. Horneen la mezcla con Ánimo, Felicidad y Paciencia. Luego sírvanla con Risas, Alegría y Entusiasmo para así ofrecerla con el Corazón.

Felices Fiestas…guárdenme en su corazón porque yo les te tendré en el mío.

Espero verlos el próximo año, siempre y cuando ustedes también lo deseen.

PD Trueno, Relámpago, Bromista, Cupido, Cometa, Alegre, Bailarín, Acróbata y Rodolfo esperan volver a hacer este recorrido pronto!!!

Con Cariño,
Santa.
Dic.”

¡Feliz Navidad !

Tras la pista de Santa

“(…) Medios de comunicación de todo el mundo confían en el NORAD como fuente fiable de información sobre el viaje de Papá Noel (…)”

Al igual que millones de nosotros, que esperamos su llegada, podemos imaginarnos los lugares que recorrerá el trineo antes de llegar a nuestros hogares, pero más que imaginarlo, ¿por qué no seguirlo por internet?.

Para ello, recomiendo descargar la aplicación requerida por Google Earth y emplear la herramienta que nos provee el NORAD (Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamericana). Podremos observar el rastro de estrellas que deja el recorrido del trineo por algunas ciudades del mundo.

El NORAD y su predecesor, el Comando de Defensa Aérea Continental (CONAD, Continental Air Defense Command), han seguido el viaje de Papá Noel desde hace más de 50 años.

Historia

La tradición comenzó en 1955 cuando se indicó incorrectamente el número de teléfono de Papá Noel en un anuncio de la empresa Sears Roebuck & Co. de Colorado Springs en el que se sugería a los niños que llamaran a Papá Noel. En lugar del número de Papá Noel, se indicó el de la línea directa de operaciones del Comandante en Jefe del CONAD. El Director de Operaciones de la época, el coronel Harry Shoup, puso a su personal a comprobar las señales de radar que indicaran la ruta de Papá Noel hacia el Sur desde el Polo Norte. A los niños que llamaban se les daba información actualizada sobre su ubicación, y así nació una tradición.

En 1958, los Gobiernos de Canadá y Estados Unidos crearon un comando conjunto de defensa aérea para América del Norte llamado Comando de Defensa Aeroespacial de Norteamérica, también conocido como NORAD, que heredó desde entonces la tradición de seguir a Papá Noel.

Desde entonces, los hombres, las mujeres, las familias y los amigos del NORAD dedican su tiempo de forma voluntaria y desinteresada a responder a las llamadas telefónicas y a los correos electrónicos de los niños de todo el mundo. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías  seguimos a Papá Noel a través de Internet. 

 Millones de personas que desean conocer el paradero de Papá Noel visitan el sitio web de seguimiento de Papá Noel del NORAD.

 ! Síganlo con nosotros ¡

En memoria del coronel jubilado Harry Shoup
Primer observador de la ruta de Papá Noel con el NORAD
29 de septiembre de 1917 – 14 de marzo de 2009

“Siento una gran admiración por el coronel Shoup y me pareció extraordinario que propusiera, por primera vez en la historia, conocer las andanzas de Papá Noel allá por el año 1955. Su amable y serio gesto constituirá su eterno legado tanto para el NORAD como para los millones de personas que siguen cada año el Programa de seguimiento de Papá Noel. A decir verdad, millones de personas siempre le recordarán cariñosamente como el “coronel Papá Noel” y su leyenda se mantendrá viva eternamente.”

El general jubilado Victor Renaurt, Jr.
Ex comandante del NORAD
Ex comandante del USNORTHCOM

24/12 Para ver las novedades de la ruta de Santa Claus, donde hemos logrado captar algunas imagenes del recorrido sigue este link.

Published in: on diciembre 24, 2010 at 11:17  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Receta: Corbullón de Mero

A finales del siglo XIX  Carúpano (Venezuela) era el principal puerto de exportación de cacao y uno de los principales puertos de importación del país. El comercio estaba dirigido por inmigrantes emprendedores que desde 1830, se habían instalado en el puerto y creado dinámicas casas comerciales. La mayoría de los inmigrantes procedia de Francia y particularmente de la Isla de Córcega. Los sucrences (habitantes oriundos del estado Sucre) aprendieron de los corsos, el gusto por la gastronomía elaborada a base de pescados y mariscos. El Corbullón procede de court – bouillon. El bouillon es el líquido en el que se cuecen las carnes, los pescados o las legumbres. Un court-bouillon es una preparación a base de agua de hiervas aromáticas y de especies, a la que algunas veces se le agrega vino o vinagre y que se utiliza para la cocción de ciertas carnes y pescados.

El referido platillo adquirió nacionalidad en Venezuela, al agregársele ají dulce. El corbullón de pescado se hizo presente en las costas orientales venezolanas en el siglo XIX.

Receta:

A un pescado de pulpa (mero o pargo) sofrito, se le agrega, al final de la cocción, papas hervidas en su concha (que se pelan antes), cebollas y tomates cortados en rodajas y tiritas de pimentón.

Se lleva todo a un caldero, se le agrega una taza grande de agua y se deja cocer a fuego lento. Se le añaden alcaparras, aceitunas y bolitas de masa con ají, una botella de vino tinto, vertida gradualmente en el proceso y un poquito de aceite de oliva.

Published in: on diciembre 22, 2010 at 23:06  Dejar un comentario  
Tags: ,

Receta de Navidad: Pan de Jamón

 El Pan de jamón es un pan relleno de jamón, tocineta sofrita (bacon o panceta ahumada), pasas y aceitunas verdes (por lo general, rellenas con pimiento rojo). Es un pan típico de Venezuela, que forma parte de la gastronomía navideña del país.

Modernamente existen algunas variantes en el relleno, tales como: usar jamón de pavo (en vez del jamón de cerdo tradicional), incorporar queso crema y otras más. También se ha creado una variante en el pan en si, usando masa de hojaldre.

Historia

Según Miro Popić, periodista y columnista venezolano especializado en gastronomía, el pan de jamón nació en Caracas atribuido a la receta de don Gustavo Ramella en su panadería ubicada de Marcos Parra a Solís en diciembre de 1905.

Aparentemente, en aquel entonces sólo llevaba jamón como relleno. Su rápida aceptación provocó que otras famosas panaderías, como las de Montalbán y Banchs lo incorporaran a su oferta, éste último anexándole pasas. Para los años 1920 ya habían variedades con otros ingredientes: almendras, aceitunas, nueces y alcaparras. Posteriormente, gracias a su atractivo y calidad, su consumo se fue expandiendo por todo el territorio nacional, muy especialmente durante las festividades navideñas.

Opción I

Ingredientes:

 – Un kilo de harina de trigo

– Dos cucharaditas de margarina sin sal

– Un litro de leche

– Un kilo de jamón cortado en rebanadas

– 250 gramos de tocineta rebanada

– 250 gramos de uvas pasas sin semillas

– Azúcar

– 250 gramos de papelón

– Dos cucharadas de levadura granulada

– Agua – Aceitunas verdes sin hueso

Preparación:  

Entibie  1 1/2 taza de agua y disuelva en ella una cucharadita de azúcar, vierta el agua tibia en un recipiente mediano y agrégele dos cucharadas de levadura granulada, cubra con paño y espere de 10 a 15 minutos, hasta que la levadura comience a burbujear o crezca abundantemente. Mientras tanto, caliente la leche sin que llegue a hervir y disuelva en ella una cucharadita de margarina, una cucharita de sal y una de azúcar (es mejor trabajar con margarina sin sal).

En un recipiente tipo ensaladera, o bien sobre la tabla de amasar , mezcle la harina con la leche y la levadura disuelta en agua. Proceda entonces a mezclar todo con las manos bien limpias y sin anillos o prendas que puedan molestar. Tenga cerca leche o harina, para que la masa no se pegue en los dedos. Lo importante es que los ingredientes queden bien integrados.

Preparación de los panes

Coloque nuevamente la bola que debe haber crecido casí el doble , sobre la tabla de amasar y repita el proceso de amasado brevemente, lo suficiente como para liberar el dióxido de carbono producido en la fermentación e incorporar el oxígeno, con un cuchillo. Corte la masa en dos porciones iguales. Según la cantidad de panes que desee y haga una bolita pequeña con cada porción . Proceda entonces a estirarla progresivamente con un rodillo enharinado, hasta dejar una fina capa de tamaño rectangular.

Con una brocha  o con los dedos, cubra la masa con un poco de mantequilla y coloque entonces una capa de jamón cubriendo la masa, cuidando dejar un poco de masa descubierta a los costados, para que se pegue cuando se enrolle el pan.

Sobre el jamón coloque las aceitunas picadas, distribuyéndolas proporcionalmente. Agregue las uvas pasas y finalmente coloque en linea dos o tres lonjas de tocineta, tanto en el centro como en los extremos. Con el agua que ha remojado las uvas pasas , moje un poquito el extremo superior de la masa, donde va a cerrar el pan. Con mucho cuidado proceda entonces a enrollar el pan. Comience por el medio y vaya por los costados, luego dele forma con la mano y siga enrollando lentamente, presionando las puntas hacia abajo, para que con su propio peso, el pan se pegue con facilidad.

 Coloque entonces el pan sobre una bandeja metálica enmantequillada y con un tenedor proceda a abrirle unos huequitos. Repita la operación con el resto de la masa, hasta que haya completado todos sus panes.

Cerciórese que el horno tenga la temperatura adecuada, fijese en la hora y ponga los panes en el horno. No abra el horno reiteradamente para saber si el pan ha levantado, veálo a través del vidrio. El tiempo de cocción será diferente conforme la cantidad de panes que haya en el horno. Por último, disuelva papelón en un poco de agua caliente y prepare un melao, más bien espeso. Cuando vea que los panes están comenzando a dorarse, sáquelos un momento y con una brocha cúbralos con una capa de melao de papelón.

Cuando los panes estén listos,sáquelos y déjelos reposar por unos 20 minutos.

Opción 2

Ingredientes:

  • 1 cucharada de levadura
  • ½ taza de agua tibia
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1½ taza de leche a la temperatura ambiente
  • 1 kilo de harina
  • 5 cucharadas, 75 gramos, de manteca vegetal
  • 6 cucharadas, 90 gramos, de mantequilla
  • 1 3/4 cucharadita de sal
  • 6 cucharadas, 100 gramos, de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 kilo de jamón cocido, molido grueso o picadito
  • 3/4 de taza de pasas
  • – la pulpa picadita de 30 aceitunas medíanas
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 amarillos de huevo
  • 2 cucharadas de agua
  • 1/8 de cucharadita de sal.

Preparación:

1. En un envase se ponen la levadura, el agua tibia y la cucharadita de azúcar. Se revuelve, se cubre con un paño y se deja reposar en un sitio abrigado hasta que levante, unos 20 minutos.

2 En un envase grande se pone la leche y se le agrega la mezcla de la levadura. Se revuelve. Allí se le cierne 1/ 2 kilo de harina y se va mezclando con los dedos. Se pone en un sitio sin corrientes de aire, se cubre con un paño y se deja reposar hasta levantar, unas 4 horas.
 
3. En el mismo envase se cierne el resto de la harina, mezclándola con los dedos, si queda muy seca la mezcla, se le agregan 2 cucharadas de leche fría. Se cubre con un paño y se mete en la nevera por 6 a 8 horas o hasta el día siguiente.
 
4. Se saca la masa de la nevera, se pone sobre una mesa o tabla y se le agregan la manteca, la mantequilla, la sal, la azúcar y los huevos uno a uno, amasando bien de modo que quede bien trabajada y unida, sin grumos. Al final, cuando la masa está bien unida, se bate levantando y dejando caer repetidamente desde lo alto hasta que toda la masa se desprenda de la mesa y de las manos, alrededor de 100 veces.
 
5. Se divide en tres partes iguales para hacer panes.
 
6. En una mesa enharinada se extiende cada parte con un rodillo hasta quedar de 1/2 a 1 centímetro de grueso y en forma rectangular.
 
7. Se dividen en tres partes el jamón, las pasas y las aceitunas, respectivamente, y se extienden sobre cada masa ya extendida llegando a 2 ó 3 centímetros de los bordes.
 
8. Se enrolla como para hacer un brazo gitano, se cierra en las puntas y se pone cada pan diagonalmente sobre una bandeja grande de metal enmantequillada. Se cubre con un paño y se deja reposar unas 2 horas en un sitio sin corrientes de aire.
 
9. Entretanto se precalienta el horno a 400 grados.
 
10. Se mete una bandeja en el horno y a los 15 minutos con una brocha se cubre por encima con una mezcla de los 2 amarillos de huevo batidos con las 2 cucharadas de agua y 1/8 de cucharadita de sal y se continúa horneando por 5 minutos más hasta estar dorado por encima. Se saca del horno y se pone sobre una parrilla a enfriar y se repite todo el proceso del horneado con los otros 2 panes.

  Nota: esta receta también se puede elaborar en un ayudante de cocina con el dispositivo de gancho, amasando hasta que esta se despegue de los lados del envase…  Les va a encantar !

Published in: on diciembre 22, 2010 at 22:15  Dejar un comentario  
Tags: ,

Receta / Carpaccio mixto de atún y salmón fresco en dos salsas

 

 

 

Tiempo: 35 minutos

Dificultad: Media

Porciones: 5 personas

Ingredientes:

Carpaccio

200 g de atún fresco

200 g de salmón fresco

Salsa de limón

Una taza de jugo de limón

1/2 taza de aceite de oliva

1/4 taza de alcaparras

1/2 ají verde

Una chalota pequeña (tipo de cebolla pequeña)

El carpaccio es una preparación en finas láminas de una carne o pescado. Dentro de las carnes la más usada es la de ternera. Se presenta en crudo y aliñado con aceite de oliva y algunas gotas de limón todo ello decorado con virutas de parmigiano Reggiano. Es posible encontrar carpaccio de ñu o bovino, avestruz, toro o potro.
Puede emplear salmón y atún o uno de ellos si lo desea considerando la porción total de 400 g.

Salsa de Ciboulette

Ingredientes:

Un yoghurt natural
Cuatro Cucharadas de ciboulette
Sal y pimienta al gusto
Hojas frescas para acompañar (lechugas,berros, rúcula…)
50g de queso parmesano

Preparación:

1. Con un cuchillo bien afilado corta delgadas láminas de ambos pescados y déjalas en una bandeja tapada con papel alusa plas en refrigeración.

2. Mientras, para preparar la salsa del limón, junta en el jarro de una batidora manual o eléctrica el jugo de limón con el aceite de oliva, las alcaparras, el ají verde y la chalota. Procesa a velocidad media hasta conseguir una salsa homogénea, condimentada con sal y pimienta. Reserva.

3. Aparte, para la salsa de ciboulette, junta el yoghurt con el ciboulette picado finamente y procesa de igual forma que la salsa anterior. Condimenta con sal y pimienta.

4. Una vez todo listo, acomoda las láminas de salmón y atún en un plato en forma decorativa, en uno de los costados deja una porción de hojas frescas y vierte ambas salsas en el pescado o en sus costados, finaliza agregando el queso parmesano en láminas o rallado, como más te guste. Sirve de inmediato.

Published in: on diciembre 22, 2010 at 21:05  Dejar un comentario  
Tags: ,

21 de Diciembre. Bienvenido sea el espíritu navideño.

¿Quién dijo que ya no existe el verdadero espíritu de la Navidad?

Todavía es posible encontrar la esencia de estas fiestas: la ilusión. Los niños lo saben y son quienes más disfrutan de estas fechas mágicas. Porque la Navidad es, sobre todo, un tiempo de ilusión donde todo es posible. “Lo mejor de la vida son las ilusiones de la vida”, escribió Balzac. Echa un vistazo en tu interior, rescata al niño que todos llevamos dentro y déjate contagiar por el espíritu de estas fiestas. Disfruta del reencuentro con familiares y amigos y comparte con ellos tus dudas, esperanzas y anhelos. Porque sentarse a la mesa con los seres queridos no sólo llena el estómago, también el espíritu. Recibir el cariño y las muestras de afecto de quienes te rodean fortalece el ánimo y llenan de energía para afrontar con optimismo el nuevo año. Recuerda con los tuyos, en torno a la chimenea o a su ilusión, las experiencias pasadas y alcemos juntos las copas para brindar por los sueños futuros.

Hoy es 21 de diciembre, y como sucede cada año, miles de personas correrán hoy por sus casas abriendo puertas y ventanas para permitirle al Espíritu de la Navidad que entre a sus hogares, purificando así el ambiente de las energías negativas. La celebración tiene lugar en esta fecha por su vibración magnética producida por el solsticio de invierno.

El fenómeno astronómico ocurrirá entre las 7 y 10 de la noche de hoy. El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a su mayor distancia angular al otro extremo del plano ecuatorial del observador.

Esa es la explicación científica, sin embargo, los astrólogos ven este suceso como una energía que viene desde del centro del sistema estelar y que llega año tras año para repartir: paz, amor, armonía y alegría en todos los hogares que anualmente le dan la bienvenida, por lo que en gran cantidad de países sus habitantes no dudan en esmerarse para ofrecerle un cálido recibimiento que se le retribuye a lo largo de los doce meses del año en prosperidad y bienestar familiar.

¡Felicidades!

Published in: on diciembre 21, 2010 at 17:59  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Receta de Navidad: Torticas de Nochebuena

 

Ingredientes:

600 g de harina cernida
100 g de manteca
6 huevos, separadas las yemas de las claras
400 g de coco rallado
1 kg de azúcar (almíbar) y 180 g (copete)
Azúcar pintada de rojo

Sobre la mesa de amasar, haga una fuente con la harina. Ponga en el centro las yemas y la manteca, e integre bien con ayuda de la raspa, hasta conseguir una masa uniforme y consistente; si es necesario, agregue más harina. Precaliente el horno a 175°C.
  
Divida la masa en 4 partes y cada una de éstas en 8 porciones. Forme bolitas con cada una de ellas y luego extiéndalas lo más delgado posible, en forma de tortillitas. Doble la masa de las orillas hacia arriba, de modo que las tortillas puedan rellenarse más adelante..
  
Coloque las tortillas en bandejas para hornear previamente engrasadas, y hornéelas a 175°C, durante 15 min o hasta que estén bien cocidas.
  
En una cacerola, mezcle 1 kg de azúcar y 3 tazas de agua. Ponga al fuego y, en cuanto el almíbar empiece a hervir, añada el coco. Cocine a fuego medio, revolviendo constantemente, hasta que el coco esté transparente y la miel se haya espesado. Si es necesario, añada más agua; deje enfriar la mezcla..
  
Ponga un poco de pasta de coco en el centro de cada tortilla.
  
Bata las claras a punto de turrón y agregue poco a poco la azúcar restante. Coloque un copete de esta mezcla sobre cada tortita. Ya para servir, espolvoree la azúcar pintada de rojo sobre estas tortitas oaxaqueñas y buen provecho.

Published in: on diciembre 16, 2010 at 20:49  Dejar un comentario  
Tags: ,

Receta de Navidad: Panetón

  

Para el fermento:

1 taza de leche
30 grs. de levadura fresca
2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Poner en un recipiente o tazón la leche tibia, agregar la levadura y las dos cucharadas de azúcar, mezclar y dejar que se inicie el proceso de fermento de la levadura, cubrir con un paño o papel film, dejar levar.

Ingredientes para la masa del Panetón:

1 kg. de harina preparada
250 grs. de mantequilla o margarina
250 grs. de azúcar
10 huevos
½ cucharadita de sal
¼ de taza de leche evaporada
Ralladura de naranja
Esencia de Vainilla
Esencia de Panetón o esencia de chirimoya
200 grs. de frutas confitadas
250 grs. de pasas rubias o negras

Preparación:

En un recipiente o bowl grande, colocar la harina cernida, no toda, dejando un poco para enharinar las frutas confitadas y las pasas (200 grs.). Incorporar el fermento. Añadir los huevos, el azúcar, la margarina derretida, ralladura de naranja, las esencias y la leche, amasar muy bien y dejar levar nuevamente, siempre cubrir la masa, hasta que aumente su volumen.

Enharinar las frutas confitadas y las pasas.

Retirar la masa del recipiente y romper la masa, es decir quitarle un poco de aire, añadir el resto de harina, amasar e incorporarle las frutas confitadas y las pasas, trabajar sobre la mesa con un poco de harina, amasar muy bien para que se integren las frutas y las pasas de manera pareja al Panetón, formar un bollo, o bola grande.

Colocar la masa en los recipientes especiales que vienen para Panetón, los cuales son de material especial, no necesitan engrasarlos o enharinarlos, acomode muy bien la masa, hacerle un corte con un cuchillo o navaja, en forma de cruz o aspa en la parte superior y nuevamente dejar levar, hasta que casi cubra las ¾ partes del recipiente. Pincelar la superficie con yema de huevo mezclada con un poquito de leche evaporada.

Llevar a un horno precalentado a 175° C por 45 a 50 minutos aproximadamente, dejar enfriar sobre una rejilla.

Historia

Según la leyenda, el panettone (o panetón) nació en la corte de Ludovico Il Moro, señor de Milán desde 1494 a 1500, en la noche buena. Nárrase que el Duque celebró la Navidad con una gran cena, llena de deliciosos platos dignos de la riqueza de la corte milanesa. El postre iba a ser la natural conclusión de tan lujoso banquete, sin embargo, al momento de sacarlo del horno, el cocinero se dió cuenta que se había quemado.

Hubo un momento de terror en la cocina de Ludovico, afortunadamente un lavaplatos llamado Toni había pensado utilizar las sobras de los ingredientes para amasar un pan dulce y llevárselo a su casa. Dada la situación, el joven Toni propuso al cocinero servir su pan como postre. Era un pan dulce muy bien levitado, lleno de fruta confitada y mantequilla que fue llevado inmediatamente al Duque. El inconsueto postre tuvo un enorme éxito y Ludovico preguntó al cocinero quien lo había preparado y cuál fuera su nombre. El cocinero presentó al Duque el joven Toni quien confesó que ese postre todavía no tenía nombre. El señor entonces decidió llamarlo “Pan de Toni” nombre que en los siglos se ha convertido en Panettone.

El Panettone es el postre navideño más típico de Italia y la memoria de su procedencia milanesa se ha quedado bien viva en la gente. En en la sección de cocina de QuieroItalia.com podrán encontrar la receta para prepararlo como hizo el joven Toni hace cinco siglos.

Published in: on diciembre 16, 2010 at 20:38  Dejar un comentario  
Tags: ,

Receta de Navidad: Casita de Jengibre

Ingredientes:

1 palillo de mantequilla
1 Taza de melaza
1 cuchara de sopa del jengibre de tierra
2 cucharillas de clavos de tierra
1 cucharilla de bicarbonato de sosa
1 cuchara de sopa de canela
1 Taza de azúcar marrón
1 Taza de azúcar blanca
1 cuchara de sopa de pimienta inglesa
2 tazas de harina de uso múltiple
2 cucharas de sopa de agua
1 fuente grande de icing
Caramelos clasificados para adornar

Preparación:

Usted también necesitará un patrón de la casa de jengibre. Usted puede encontrar estos en línea y en almacenes del arte, o usted puede hacer el suyo propio.

Comience precalentando su horno a 375 grados F. Después, bata juntos la mantequilla, la melaza, el jengibre, los clavos, el bicarbonato de sodio, la canela, el azúcar marrón, el azúcar  blanca y la pimienta inglesa hasta que está mezclado completamente. Siga mezclando esto con la harina y el agua. Permita que la pasta se enfríe por 25 a 30 minutos o hasta que este firme.

Mientras que la pasta se está enfriando, corte su patrón. Entonces, siguiendo esto, tome la pasta enfriada hacia fuera, y ruédela hacia fuera en una hoja rimless. Ponga los pedazos del patrón del recorte encima de la pasta. Usar una herramienta aguda, el corte alrededor de cada pedazo. Quite los pedazos del patrón, y entonces cueza al horno la pasta por 15 minutos o hasta que este firme. Retrace las líneas de los patrones anteriores, es bueno para refrescar y después para quitar pedazos de la pasta.

Utilice el icing para unir las paredes y la azotea de su casa de pan de jengibre. Aplique el icing a las esquinas del pan, y deje seco. Llevará solamente algunos minutos para que el icing enlace con el pan. Usted puede ahora adornar su casa de jengibre con el icing y con los caramelos.

Cuando vienen los diseños de la casa de jengibre, usted puede ser tan creativo como usted desea.

Historia

Los europeos descubrieron los efectos preservantes del jengibre cuando se agrega a postres y panes.  Fue una especie traída durante las Cruzadas, y luego cada región europea desarrolló su propia receta de pan de jengibre.  En algunos lugares el producto era una blanda y delicada torta, en otros una galleta plana y crocante, y en otros era unos cuadrados oscuros de pan.  En casi todas partes, esta repostería estaba cortada en la forma de hombre, mujer, estrella o animal y decorada con colores o estampada y polvoreada con azúcar blanca.

 Alemania tiene la tradición más antigua de panes planos de jengibre.  La ciudad de Nurenberg es considerada la capital de las casitas de jengibre que llaman “lebkuchen haus”.  Durante el siglo 19, cuando los hermanos Grima recolectaron historias de hadas, encontraron una sobre Hansel and Gretel quienes, abandonados en el bosque por unos padres muy pobres, descubrieron una casa hecha de pan, tortas y dulces.  Esto popularizó aún más las casitas de jengibre.

 Los inmigrantes europeos a Norte América llevaron consigo las recetas y las adaptaron a los ingredientes disponibles en la nueva tierra.  Por ejemplo, panes de jengibre con melaza de “maple’ es la especialidad de la región de Nueva Inglaterra, y el pan con molazas de sorgo es la del sur de los Estados Unidos.  En ningún otro lugar del mundo se encuentra una tal variedad de recetas de jengibre como en Norte América.  Con la amplia selección de ingredientes, ayudas para hornear y productos decorativos, cualquier persona puede crear la casa de jengibre más espectacular.

Published in: on diciembre 16, 2010 at 19:51  Dejar un comentario  
Tags: ,
A %d blogueros les gusta esto: