Receta:Pasta de ajíes

Para los fanáticos de lo más picante, esta pasta es su receta.

Los ajís, pimientos, chiles o morrones

Es un vegetal, clasificado dentro de las hortalizas tipo B, de una variedad de plantas de orígen americano, que mayormente crece en zonas tropicales y húmedas. Este fruto se come fresco, como condimento y para preparar salsas. Es conocido mundialmente como pimiento y tiene mas de 150 variedades conocidas con distintos sabores y con colores que van desde el rojo, pasando por el amarillo y anaranjado hasta el verde.

Indistintamente se conoce como pimientos o ‘chili’ a la planta como a su fruto, semillas, especias y condimentos derivados de estas.

A nivel nutricional, son una excelente fuente de vitamina C y betacarotenos, si se consumen crudos; y las diferencias de colores (y de maduración) no influyen sobre su aporte nutricional. Como todos los vegetales, los ajíes no hacen aporte de grasas ni colesterol.

El consumo más habitual de ajíes es en ensaladas, como condimento en aceite o vinagre, para ser rellenados con carnes y arroces en salsa o al horno, asados y como acompañamiento para tacos, empanadas, o tartas.

Variedades y su historia

La planta fue bautizada por los españoles, cuando llegaron a América, como “pimiento” mientras que los indios americanos lo llamaban “ahí”, luego adaptado al castellano se transformándolo en ají.

Dadas las costumbres indo americanas de utilizarlo como complemento en la mayoría de las comidas, los españoles comenzaron a utilizarlo para realzar salsas y guisos. Tras su paso por el continente americano, y su alta capacidad de conservación en seco, Magallanes lo llevó hacia África y Asia. En europa, principalmente en Francia, se confunden las diversas especies principalmente debido a que su consumo es bastante limitado.

La zona donde mas se consume es en centro américa y sur de america del norte, principalmente en México donde complementa todas las comidas (desde sopas, condimento para tacos y hasta dulces con picantes para los niños).

Dentro de las más de 150 variedades de ajíes y pimientos, y colores que se les conocen, existe una inmensa variedad de atractivos sabores que varían en su dulzura, amargura, acidez y potencia, según el gusto del consumidor.

Los gustos normalmente dependen de cada país, tanto por su variedad, costumbres locales como su disponibilidad.

En centroamérica los más conocidos son el jalapeño, el de árbol y como más potente el chile habanero (el más irritante, en el buen sentido, para quien escribe esta nota). En Brasil una de las más conocidas variedades es la pimienta malagueta. En el cono sur, donde las costumbres alimenticias son muy inluidas por las italianas y españolas, dentro de los picantes se consume el pepperoncino conocido también como ‘ají p.ta parió’ o de la mala palabra.
En europa oriental, el más consumido es el pimiento rojo, el que desecado y molido se convierte en pimentón o páprika (en los países eslavos); y la pimienta cayena.

El ají morron, ya sea rojo, amarillo o verde es el más común alrededor del mundo y es a su vez el más utilizado por su dulzura y suavidad.

Dada esta diversidad, es que existen infinidades de salsas y condimentos comerciales que incluyen pimientos para su elaboración, siendo las más reconocidas la ‘ave’ para la preparación de la salsa Tabasco© y la malagueta para la salsa Chile, generalmente mezclando ajíes con tomates. Dentro de las variedades verdes se encuentran los jalapeños preparados por Heinz© y otras marcas.

Aporte nutricional

Además contiene otros nutrientes, aunque en una cantidad no representativa al requerimiento diario de vitaminas y minerales.

Ingredientes (para ı ½ tazas)
100 ajíes verdes (cristal) grandes
1 taza (240 ml) de aceite de oliva
½ taza (120 ml) de vinagre
½ taza de sal gruesa o de mar

Preparación

1. Limpiar los ajíes con un paño, sin lavarlos. Cortar los tallos y luego dividir los ajíes en mitades; retirar las semillas si no desea la salsa muy picante, y reservar. Si desea una pasta ligeramente picante agregar algunos ajíes con semillas.

2. En una olla colocar el aceite, vinagre, sal y ajíes reservados; llevar a ebullición
a fuego medio, revolviendo ocasionalmente y cocinar hasta que los ajíes estén
blandos. Retirar del fuego y pasar los ajíes por un cedazo o colador. Verter la pasta en frascos de vidrio previamente esterilizados y cubrir la superficie con una película de aceite; sellar herméticamente y guardar.

Anuncios
Published in: on abril 16, 2011 at 21:18  Dejar un comentario  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://debuenamesa.wordpress.com/2011/04/16/recetapasta-de-ajies/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: