De bocado en bocado

Comer en pequeño formato, con un trago al lado, acaso de pie y siempre conversando, es un acto de camaradería cálido, sabroso y urbano, que goza de una sana oferta.

1 Bristol

Axel Manríquez fue galardonado como el mejor exponente de la cocina chilena de 2010 por el Círculo de Cronistas Gastronómicos. Eso, en esencia, por su desempeño como chef ejecutivo de restaurante Bristol, donde aporta un merecido refinamiento al recetario tradicional. Pero aparte de su comedor gourmet ya consolidado, la carta de su bar -a un costado del comedor principal- posee una lista de recetas en pequeño formato bajo esa misma inspiración. Allí entre sillones mullidos y la calidez de la música en vivo, resalta un menú de bocadillos, donde figuran media decena de sánguches criollos: desde una lengua con tomate y ají verde en pan amasado ($ 9.800) al arrollado con abundante puré de palta ($ 6.400), entre otras opciones. Para compartir, la serie de anticuchos marinos tal como el de la foto ($ 5.900), con un buen trozo de congrio acompañado de pulpo marinado y salsa de aceitunas, a modo de contrapeso a las opciones de tierra. Aparte, resaltan pinchos como los de Solomillo de cerdo con salsa de nueces a la miel ($ 4.900), o platos más potentes como la Entraña de novillo a la parrilla con papas bravas ($ 5.900) complementando una oferta que como se lee, es más que un mero sandwich club de hotel

.

Lugar: Bristol (Restaurant Hotel Plaza San Francisco)
Dirección: Av. Libertador O´Higgins 816. Santiago.Chile
Teléfono: (+56 2) 639 3832.

Aprovechamos de sugerir una receta rápida de este lugar

2 Txoco Alaves

Para ser sinceros, irse de tapeo a la española no forma parte del manual de costumbres urbanas del santiaguino promedio. Más bien, tiende a recalar en un sitio y quedarse anclado alegremente a la pata de la mesa. Pero por estética al menos, la barra de este restaurante tiene todo lo que se necesita para ambientar un bar de tapas como si fuera uno de la Península. Aparte de su comedor de tres ambientes, donde resaltan tanto platos de raigambre castellana como vasca, en pescados y carnes, su larga barra es un verdadero espectáculo a la vista y al paladar. Diariamente despachan decenas de pequeños bocadillos de corte clásico; desde las consabidas tortillas de papa -sequitas y a veces sobre un pan-, cortes de chorizo, jamón serrano con huevos de codorniz, pulpo a la gallega, huevos rellenos, boquerones, chipirones rellenos y pimientos de piquillo. Es decir, el calco del manual de estilo de la cocina española mini. Ya sean pinchos, tapas o montaditos, todo vale $ 1.000 en la barra; para beber, por $ 1.800 está la caña -vasito- de cerveza clara o por $ 2.500 la copa de sangría, el otro trago emblema de este local que, a modo de garantía, es frecuentado por la comunidad hispana como pocos en Santiago.

Lugar:Txoco Alaves
Dirección: Mosqueto 485.Santiago.Chile
Teléfonos: (+56 2) 638 2494 / (+56 2) 638 8653.

3 De la Ostia

Su onda tabernera lo enmarca como uno de los referentes del tapeo a la española en Santiago. Un lugar para la colonia residente y los nostálgicos de Europa, que con el paso de los años se ha impregnado de una pátina de tradición en sus sillas, mesas y en una barra que no para de sacar chupitos y cañas, para saciar la sed de su clientela. Para comer, son decenas las opciones clásicas que mantiene en una carta que a la vez es mantel. Pero el mundo de esos platitos es amplio, diverso y en renovación constante, así que para esta temporada son varios los estrenos que ofrece este local. A nivel de tapas aparece el alcachofazo ($ 3.700) tres fondos de alcachofa rellenos con bechamel de jamón serrano y queso gratinado al horno. Otro y de inspiración marina es el patas ($ 3.200), tentáculos de calamar a la plancha con ajo y perejil, o bien enharinado y frito, complementado con Mejillas de congrio al pil pil ($ 3.800), entre otros. De los pinchos aparece el rovi ($ 1.100), pan con tomate y morcilla con jamón serrano, mientras que en una línea más tradicional, la escalibada ($ 3.600) y su prestancia vegetal, remarca el estilo de un lugar que, además, es generoso en etiquetas de vinos y tragos varios.

Lugar: De la Ostia
Dirección:Calle Orrego Luco 65, Santiago.Chile
Teléfono:(+56 2) 335 1422.

4 Ceasar Business

Como espacio pasa desapercibido frente a la Biblioteca Nacional, pero del otro lado, la intimidad de Inti Bar, en el primer piso del hotel, como su notable terraza en el cuarto nivel, que aporta una mirada diferente de la ciudad, le dan méritos para ir y probar un par de tragos, con una selección de tapeos de clara inspiración hispana. A saber: pinchos de ensalada rusa con camarones a la parrilla, empanadas de pulpo con queso chanco, camembert con cebolla acaramelada y jamón serrano, más diversos tipos de pizza. La acción se concentra en su happy hour, lunes a viernes de 17.00 a 21.00 horas. Vale $ 8.000 y $ 9.800.

Lugar:Ceasar Business (Ceasar Business Hotel Santiago)
Dirección:Av Libertador Bernardo O’Higgins 632, Santiago.Chile.
Teléfono: (+56 2) 595 6622.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://debuenamesa.wordpress.com/2011/05/08/de-bocado-en-bocado/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: