Recetas germanas

La gastronomía de Alemania consiste en una variada mezcla de artes culinarias que no sólo se pueden encontrar en Alemania sino que pueden degustarse en cualquiera de los países de habla germana. La cocina alemana varía mucho de una región a otra del territorio y está muy influenciada por el entorno cultural y social, por ejemplo, las regiones del sur de Baviera y Suabia comparten mucho estilos y platos con los vecinos suizos y austriacos. En el oeste las influencias con la cocina francesa son bastante más pronunciados y tienen influencias vinícolas con este país, mientras que en las comarcas del este se encuentran influencias de los países del este de Europa y las del norte con la holandesa, sobre todo en las zonas costeras en la que se puede encontrar una abundancia de platos de pescado, existen no obstante muchos elementos en común con las recetas escandinavas. La cocina alemana es conocida más por las raciones abundantes en sus platos que por la diversidad de ingredientes en su preparación.

Spätzle

Los Spätzle (en el dialecto de Suabia se trata de un diminutivo de Spatzen -gorrioncitos-, conocido desde el siglo XVIII como Wasserspatzen, también Spätzli o Spatzen) son una forma de pasta muy conocida en Suabia (donde se suele denominar también Spätzlâ o Spatzâ) y el sur de Alemania, donde es muy empleado como acompañamiento de carnes y puede encontrarse también como un plato único (el denominado Kässpätzle o spätzle con queso). Se puede decir que trata de una pasta muy popular en la cocina alemana del sur y que rara vez se encuentra en el norte. Se encuentra también frecuentemente en la cocina austríaca, sobre todo en la comarca de Vorarlberg.

Spatzle con champiñones:

Ingredientes (para 6 personas).
500 g de harina sin polvos de hornear
6 huevos
250 cc de agua fría
100 g de queso parmesano rallado
1 bandeja de champiñones de París en cuartos
1 bandeja de champiñones ostra en tiras
1 bandeja de champiñones shiitake en cuartos
100 g de mantequilla
Aceite de oliva
Sal y pimienta a gusto

Preparación

En un bol ponga la harina, huevos y agua. Agregue una pizca de sal y mezcle con las manos hasta obtener una masa tierna. Deje reposar por 30 minutos.
Llene una olla grande con agua y un poco de sal y ponga al fuego. Una vez que hierva, pase la mezcla sobre la olla por un colador con hoyos grandes, de manera que caigan al agua ‘tallarines’ de la masa. Cocine hasta que los spätzle estén flotando en la superficie. Retírelos con una espumadera o colador y vacíe en un bol con agua fría. Una vez que se enfríen, deje secar sobre papel absorbente.
Caliente una sartén con un poco de aceite de oliva. Dore los champiñones París; agregue los shiitake y finalmente incorpore los champiñones ostra. Reserve.
En una sartén grande con un poco de aceite, saltee los spätzle hasta que estén levemente dorados. Agregue la mezcla de champiñones, mezcle bien y condimente con sal y pimienta. Agregue la mantequilla, revuelva bien y sirva espolvoreado con queso parmesano rallado.

La imagen superior es Spaetzle,con un toque de setas y Rabb brócoli con salsa de curry amarillo tailandés.

Receta: Pernil al horno con repollo morado agridulce.

Ingredientes (para 6 personas)

Para el pernil:
1 pernil grande
3 dientes de ajo picado fino
1 cebolla en pluma
1 puerro en aros
1 zanahoria en rodajas
2 ramas de apio en rodajas
2 hojas de laurel
2 cucharadas de comino alemán
2 cucharadas de comino tradicional
1 cucharada de pimienta negra molida
2 cucharadas de paprika en polvo
Sal a gusto

Para el repollo:
1 repollo morado mediano picado en tiras finas
1 cebolla en pluma
1 l de jugo de piña
1 l de jugo de cranberries
1 ramo de canela
4 clavos de olor
10 higos cortados en 4
3 manzanas fuji en cubos de 1 x 1 cm
300 cc de azúcar granulada
1 sobre de mermelada frambuesa

Preparación:

Prepare el repollo. Un día antes de cocinar, ponga el repollo en una fuente junto con el jugo de piña y cranberries. Al día siguiente, sofría la cebolla en un poco de aceite de oliva, en una olla con paredes altas. Agregue el repollo con su jugo y el ramo de canela. Envuelva los clavos de olor en un poco de gasa y agréguelos a la olla. Cocine a fuego lento, revolviendo con constancia, por una hora. Luego, vierta las manzanas picadas, higos, azúcar y mermelada. Cocine 30 minutos más o hasta que el repollo esté blando y cocido. Sirva caliente.

Prepare la carne. En una olla, coloque el pernil, la cebolla, apio, zanahoria, puerro y laurel. Cocine a fuego por 2 a 2 horas y media o hasta que la carne esté blanda. Retire del fuego y traspase la carne a una budinera. Precaliente el horno a temperatura media (160 °C). Condimente con ajo picado, comino, comino alemán, paprika, sal y pimienta. Agregue el caldo de la cocción y hornee hasta dorar (aproximadamente 1 hora). Sirva caliente, acompañado con el repollo morado.

Crudo clásico
En un bol, mezcle con las manos 500 g de carne molida, 1 cebolla en cubitos, 1 diente de ajo picado, 1 pimentón rojo picado, 1 atado de cilantro picado, un chorro de aceite, el jugo de 5 limones, una pizca de ají verde picado fino, sal y pimienta. Refrigere 2 horas y sirva con galletitas de cóctel, junto a una cerveza helada.

Fuente

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://debuenamesa.wordpress.com/2011/07/04/recetas-germanas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: