Receta: Profiteroles rellenos con helado de vainilla y salsa de chocolate

Los profiteroles o petisús son bolas elaboradas con pasta choux que se rellenan con diversos ingredientes según las regiones del mundo donde se elaboren. En Galicia suelen estar rellenos de ingredientes dulces como crema o chocolate, pero existen otras variantes saladas en la cocina francesa que contienen queso y que pueden llegar a participar en la elaboración de ciertas sopas, los austriacos que contienen queso quark.

En las cocinas gallegas aparece este plato como un postre, mientras que en otras regiones de la cocina europea se puede ver como ingrediente de diferentes platos principales como sopas. Tanto en Uruguay como Argentina, además del clásico profiterol, existe una versión de tamaño algo más reducido conocidas como “bombas de…” (crema -chantilly o pastelera- ó dulce de leche) según el relleno que tengan, con las cuales se acompañan mates en los desayunos, meriendas, y también como postres. Es común que se rellenen de helado, a menudo servidos en frío con chocolate caliente para provocar un contraste de temperatura. Forma parte de la categoría de “masas”, “masitas” o “masas finas” y postres, pero no así de facturas o “bizcochos” (denominaciòn de las facturas en Uruguay). Tanto los profiteroles como su versión más pequeña: las “bombas”, tampoco deben confundirse con las Bolas de Fraile, como se denomina en la Argentina a un tipo de Factura (bizcocho, en Uruguay) redonda, impregnada en azúcar blanca, las cuales pueden encontrarse sin relleno o coincidentemente rellenas con crema pastelera o dulce de leche.

El helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogurt, agua mineral y estabilizantes.

En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal aumenta la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.

En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación***. Básicamente consta, en la parte exterior, de una gran “iglesia de acero” o marmita, que es congelado por un equipo muy potente de frío; en la parte interior, de un batidor con aspas (conectado mediante un eje a un potente motor eléctrico) que van raspando las paredes del cilindro y moviendo la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcance la consistencia de una crema helada.

En gastronomía se denomina salsa a una mezcla líquida de ingredientes (fríos o calientes) que tienen por objeto acompañar a un plato. La consistencia líquida (o semi-líquida) de una salsa puede cubrir una muy amplia gama que puede ir desde el puré a la más líquida de un caldo. Algunos autores definen la salsa como un aderezo líquido para los alimentos.

La Receta…

Inredientes (para 16 de personas)

100 g de mantequilla
2 tazas (280 g) de harina
6 yemas de huevo
1/2 taza de cobertura de chocolate de leche en
barra, en trozos
Helado de vainilla

Preparación

1. En una olla colocar 2 tazas de agua fría y la mantequilla; llevar a ebullición a fuego medio y agregar de golpe la harina. Cocinar, revolviendo, con una cuchara de madera hasta formar una bola. Retirar del fuego y agregar de a una las yemas, revolviendo después de cada adición hasta integrar. Dejar reposar y colocar la masa en una manga para decorar con boquilla lisa.

2. Precalentar el horno a temperatura media. Con la ayuda de la manga para decorar formar los profiteroles de 3 cm de alto sobre una lata de horno enmantequillada, y hornear 25-30 minutos o hasta que estén inflados y dorados. Retirar del horno y dejar enfriar.

3. Mientras tanto, en un bol colocar el chocolate y derretir a bañomaría. Hacer un corte al centro de los profiteroles y rellenar con helado de vainilla. Servir de inmediato rociados con el chocolate derretido.

Delicioso!

Fuente

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://debuenamesa.wordpress.com/2011/12/05/receta-profiteroles-rellenos-con-helado-de-vainilla-y-salsa-de-chocolate/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: