Mi Mesa y Yo: Empanadas…

No he olvidado mi columna. Los días han estado  ajetreadisimos, desde el fin de semana largo del 18, entre trabajo,comidas,actividades en casa…pero acá vamos. He decidido inaugurar este espacio tomando de todo el espectro culinario las empanadas, un efectivo recurso culinario.

Empanadas para toda hora, saladas , dulces, de harina de trigo y de maiz… para desayuno, aperitivo, almuerzo, postre, snack, cocktail y cena con y sin carne para todos los gustos y sabores.

Son prácticas, alimenticias, saciadoras, agradables y exquisitas pueden ser fritas, al horno, de hoja, en molde con masa filo en fin las variedades más increíbles que puedas imaginar y siempre apetecibles.

Las Típicas por estos lares son las fritas de queso (con harina de trigo) ya sean cuadradas como para el cocktail o en su forma habitual de medialuna, también quedan bien con masa delgada al horno sinceramente las empanadas difícilmente quedan mal, además que están a la disposición de las dueñas de casa y público en general  sobre  todo para aquellos que no son tan amantes de embadurnarse las manos, dedos y algo de la cocina con harina natural, un sinfín de masas pre-listas de diferentes orígenes y como resultados distintos tipos de empanadas, algunas especiales para freir y otras ampliamente recomendadas para el horno, incluso la masa de la pascualina que queda divina utilizarla para hacer empanada gallega, en todo caso acompañan bien un vaso de jugo de fruta o de vino blanco joven o de refresco si así lo deseas, aunque no es lo más dietéticamente recomendable pero el paladar a veces manda.

Luego tenemos nuestra típica empanada de pino sip, la que creo tiene más adeptos en estas latitudes, un buen pino es absolutamente subjetivo, la tradición dice que el pino (mezcla de cebolla picada finamente en cuadraditos, con carne picada, sazonado con ajo, sal, una pizca de orégano, comino que le da el sabor auténtico de la empanada chilena) cocido a punto de forma que sea un pino jugoso porque empanada seca….. no sirve. Y acompañada de un vaso de buen vino tinto o puede ser un refresco o una chicha si tienes buen aguante… y que rico…!!. Ahora a mi me encanta hacer un pino con carne picada y molida además de la cebolla por supuesto queda bastante bien ya que las empanadas quedan como llenitas (bueno no se puede ni debe olvidar la aceituna de preferencia sin cuezco, las pasitas sin semilla y la rebanadota de huevo duro, que la complementan muy bien, y con el horneado a punto para ofrecerlas en su punto dorado perfecto.

Sus competidoras más próximas y directas diría que son las de pino fritas, con unas masas delgadas provistas de una buena ración de pino y sus acompañantes (aceituna, huevo duro y pasas) ah! Y lo que me faltó para las de horno que también pueden acompañar éstas es un buen ají-pebre, que las hace absolutamente sabrosas.

Y luego tenemos sus parientes cercanas que son las de camarón/queso, las de mariscos surtidos, pollo.

Al más puro estilo italiano tenemos el calzone que no es otra cosa que una pizza en forma de empanada.

También las hay vegetarianas en harina integral y con un apetitoso relleno de acelga o espinacas con nueces, pasas y queso fresco horneadas, muy ricas.

Con harina de maíz se hacen fritas y suelen ser deliciosas rellenas con queso blanco duro rallado o con queso mantecoso o con pollo o con atún en lugar de cazón (aleta de tiburón) y absolutamente divinas con un buen jugo de fruta natural mejor dicho con una vitamina, pues la gracia del jugo es que contenga más fruta que agua.

Después tenemos las dulces que pueden ser como la gran mayoría las conocimos de niñas que eran de dulce de pera, y también de dulce de alcayota con nueces y de dulce de membrillo. Exquisitas y se ven tan poco.

Como ven un pequeño paseo por las empanadas creo que nos daría tema para enumerar las miles de combinaciones que sin duda hay para elegir una empanada dependiendo del lugar y la hora en que estemos. O sea hoy por hoy se ha convertido en todo un hito de la cocina y en un recurso fantástico cuando era un plato que necesitaba de horas de trabajo para su producción, hoy gracias a los pre-listos son fáciles de hacer, siempre quedan iguales y sabrosas y no se ensucia la cocina. No olvides ponerle el huevo batido a mitad del tiempo del horno (x lo gral. 15 min. Con el horno caliente) para que queden con un aspecto apetecible .

Published in: on septiembre 23, 2011 at 09:46  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Mi mesa y Yo

Cuando creamos este espacio, uno de nuestros objetivos era congregar en un sitio los secretos culinarios que guardan nuestros hogares. Aunque hemos logrado compartir nuestro sitio con infinidad de adeptos,queremos brindarles el sabor propio de nuestras improvisaciones,equivocaciones o aciertos diarios.

Esta columna bautizada como “Mi Mesa… y Yo”, será publicada todas las semanas narrando las hazañas o aventuras diarias que implica a un dueño o dueña de casa, salir adelante con las tres o cuatro comidas diarias de todo hogar.

Dejaremos de lado, la planificación, la previsión excesiva, por lo menos en nuestro caso; el hogar no es un negocio y rara vez,honestamente, proyectamos lo que comeremos para la semana, para el mes y de hacerlo,con dificultad lo tomamos al pie de la letra, de allí nuestras aventuras frente a la cacerola.

Para desarrollar “Mi Mesa… y Yo”, hemos invitado a alguien especial a participar en estos relatos. No se lo pierdan y disfruten de estas anécdotas culinarias!

Mi Mesa…y Yo

Hace tiempo sentía que tenías ganas de escribir y cuando nuestro hijo mayor me comentó que sería bueno hacer una parte “De Buena Mesa” más amena, más cercana  me gustó la idea y pensé que sería con un toque de humor además de amor. Al principio no sabía como hacerlo, pero algo hemos avanzado,  creo que a más de uno nos pasa en la vida que queremos comenzar algo y no sabemos ni como ni por donde, pero tenemos las ganas, lo que sí tenía claro es que me gusta contar las cosas como son, tengo  imaginación para un montón de cosas pero cuando se trata de contar algo, a mi gusto tiene que ser lo más pegado a la verdad posible sin omisión de situaciones o momentos que a todos nos ocurren y que pocas veces se difunden.

Para escribir estas palabras me  subo las mangas en un gesto de quien empieza toda faena culinaria, luego recuerdo que  frente a mí no tengo las ollas, cucharones y otros utensilios de la cocina sólo mi capacidad para narrar esos  momentos de nuestra familia donde intentamos  satisfacer el hambre, gustos y antojos de cada uno, ganándonos su salud y quien quita una sonrisa de satisfacción ante quien recibe con placer lo que se prepara con cariño.

Tuve la suerte de vivir en un lugar precioso de nuestro planeta que se llama Venezuela, nos paseamos desde los Andes hasta Margarita, una Isla ubicada en el Mar Caribe.

Una Tierra maravillosa, de desbordante alegría. La vida los ha premiado en cuanto a necesidades básicas del individuo sobre todo empezando por el estómago ( procesador principal del tracto digestivo, contenedor y repartidor de energía en nuestro organismo), tienen la suerte de tener así como de la nada las cosas a la mano, me refiero a la prodigiosa naturaleza que ha sido increíblemente generosa con su suelo y por ende con ellos, exquisitas  frutas, verduras y hortalizas  e infinidad de proteínas repartidas por doquier con cuatro patas, con alas, con escamas, como las quieras,  tremendamente alimenticias, variadas y sabrosas, acompañadas de un clima tropical… o sea… lo más cerca del Paraíso.

Es cerca del mediodía y en el país donde resido hoy, Chile, cae agua nieve en la gran mayoría de la ciudad. La temperatura tras cuatro años sigue bajando y sorprendiendo el paisaje.

Seguimos la marcha de los estudiantes, bautizada hoy “la marcha de los paraguas”  por televisión. Sin duda es un hito de clamor social, y aunque como todos no apoyo el vandalismo que supuestamente no es obra de escolares –  espero sinceramente así sea -, por Dios que los apoyo y les saco el sombrero a todos quienes participan hoy de este clamor, con este clima invernal, el cual creo que por primera vez ha tomado un curso de proyección pensando en las generaciones venideras lo cual me alegra infinitamente…  me parece que nos dan una lección de vida como las muchas que nos gusta entregarles, mis respetos, con todo mi corazón ♥.Ah! bueno y aún no sé que les daré de almuerzo hoy… no pueden ser sopaipillas  que tengo masa hecha, pero como no mencionarlas ! si quedaron muuy buenas!….

Acompáñenme en esta columna donde les contaré como resuelvo en el día a día como alimentar a Mi Familia!

Published in: on agosto 26, 2011 at 11:04  Dejar un comentario  
Tags:
A %d blogueros les gusta esto: