Receta: Albóndigas de arroz integral y mantequilla de maní

Tomaticán con Albóndigas De Buena Mesa

Una albóndiga es una bola de carne picada, generalmente de res y a veces de pescado mezclada con huevos y diversos condimentos, tales como perejil, comino, etcétera; aunque también hay una variable vegetariana hecha a base de seitán. La albóndiga es tan popular en las diferentes gastronomías y tiene tantas recetas que resulta ser un hiperónimo acerca de un alimento.

En casa continente y país el termino conlleva a una forma distinta de preparación, por ejemplo tenemos:

En Argentina, se preparan de tres modos distintos muy similares a la forma española: hervidas (para esto generalmente se rebozan con harina refinada de trigo). Fritas: se hacen con carne de vaca picada y un rebozo semejante al de las milanesas: con huevo, ajo, perejil y pan rallado. Después de freírlas ligeramente, se terminan de cocer en una salsa hecha tradicionalmente a base de un sofrito de cebolla, rodajas de cebolla, harina, vino blanco y especias; fritas (para esto se suelen rebozar con pan rallado) y; cocidas al horno. Se sirven generalmente como primer plato durante los inviernos y otoños con salsa, papas (patatas), arroz y carne vacuna.

En Chile son bolas de carne molida con pan rallado, huevo y perejil que se cuecen en un caldo de carne al que luego se le agrega arroz y se sirve caliente. También se sirve en una sopa llamada cazuela de albóndigas.

En En Noruega, las albóndigas se llaman kjøttkaker (‘carne apelmazada’) y se asemejan al frikadeller danés, pero se hacen generalmente de carne picada. Este plato se sirve tradicionalmente con patata hervida, salsa, mermelada de arándano rojo o sopa de guisantes. Algunas personas tienen el gusto de agregar una cebolla frita caramelizada de acompañamiento. Como en Dinamarca, las köttbullar suecas son muy populares.

Mantequilla de Maní De Buena Mesa

La flantequilla o flancrema o flananteca de cacahuetes (o de flancacahuates o flanmaní) es una pasta elaborada de cacahuetes tostados y molidos, generalmente bien salada o endulzada. Comúnmente se comercializa en supermercados y otras tiendas de venta de comestibles, pero puede ser elaborada en casa.

La mantequilla de cacahuetes es popular en Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Canadá, Papúa Nueva Guinea, Nueva Zelanda y los Países Bajos, y menos en otras partes de Europa, donde tiene más aceptación la crema de avellana. En España desde hace unos años es muy fácil encontrarla en la mayoría de los supermercados. En Alemania e Italia por ejemplo, la manteca de cacahuetes no es muy habitual del todo, y es muy difícil conseguirla en tiendas y supermercados. También ha ganado cierta popularidad en las Filipinas, partes del Cercano Oriente, Japón y otras zonas donde los estadounidenses mantuvieron una fuerte presencia en décadas recientes. Por otra parte, está siendo producida en la India y China. Algunas personas son alergicas al maní. De ser así es necesario omitir esta receta.

Albóndigas De Buena Mesa

La Receta…

Para seis (6) albóndigas grandes…
2 tazas de arroz integral cocido, 3 cucharadas de mantequilla de maní casera, 1 cebolla pequeña picada en cubitos pequeños, 1 zanahoria picada en cubitos pequeños, 4 cucharadas de semillas de sésamo tostadas (blanco y negro), 4 cucharadas de harina de trigo integral o harina de arroz, albahaca seca o fresca a gusto, sal de mar, pimienta (opcional), agua (la cantidad depende de la humectación de la mezcla) y aceite de oliva extra virgen.
1. Con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal, saltee la cebolla en una sartén. Cuando comience a dorarse agregue la albahaca, la zanahoria, la pimienta (opcional) y un poco de agua si fuera necesario
2. Cuando la zanahoria esté tierna apague el fuego y añada la mantequilla de maní. Mezcle todo muy bien y finalmente agregue 4 cucharadas de arroz integral cocido y rectifique la sal. Este es el relleno de las albóndigas
3. Muela el arroz cocido en una procesadora. Como la idea es que se obtenga la textura de un puré muy espeso y grumoso, no lo muela completamente. Si quedan granos enteros no importa, y si es necesario añada un poco de agua
4. Cuando tenga el puré de arroz listo incorpore las semillas de sésamo, las 2 cucharadas de aceite de oliva y la harina integral
5. Tome la mezcla del relleno con las manos y apriétela hasta formar una bola. Luego recúbrala con el puré de arroz. Para que este procedimiento sea más fácil, hágalo con las manos mojadas 6. Cuando las albóndigas estén listas póngalas en la lata de horno, previamente aceitada, o sobre una silicona, y déjelas por 35 minutos a 200°, o hasta que estén doradas y crocantes por fuera.

Deliciosa!

Fuente

Anuncios

¡Bolitas!

Las bolas de carne, pescado o verduras son perfectas para la hora del picoteo, pero también como parte de atractivos platos de fondo. Para ganar elegancia, es importante que sean muy grandes o muy pequeñas.

Albondigas con paste,verduras y salsa de mostaza

La palabra albóndiga es término procedente del árabe al-bunduqa, ‘la bola’. Los árabes enseñaron a los europeos a preparar este guiso de bolas de carne.

Una albóndiga es una bola de carne picada y a veces de pescado mezclada con huevos y diversos condimentos, tales como perejl, por mencionar algunos ; aunque también hay una variable vegetariana hecha en base a seitán. La albóndiga es tan popular en las diferentes gastronomías y tiene tantas recetas que resulta ser un hiperónimo acerca de un alimento.

En Chile son usualmente, bolas de carne molida con pan rallado, huevo y perejil que se cuecen en un caldo de carne al que luego se le agrega arroz y se sirve caliente. También se sirve en una sopa llamada cazuela de albóndigas.

Ingredientes (para 6 personas).

Para las albóndigas:
½ kg de carne de vacuno molida 5% grasa
½ cebolla picada bien fina
2 huevos
2 cucharadas de harina sin polvos de hornear
2 cucharadas de pan rallado
Sal y pimienta a gusto

Para la pasta:
400 g de pasta corta (penne, rigatone o similar)
1 brócoli en trozos medianos, cocidos
1 atado chico de perejil picado fino
6 tomates cherry en mitades
3 cucharada de mostaza
1 taza de crema espesa
2 cucharadas de aceite
Sal y pimienta a gusto

Preparación

En un bol, mezcle todos los ingredientes para las albóndigas y amase hasta formar una pasta homogénea. Con las manos, haga bolitas del tamaño de una nuez y refrigere por 30 minutos.

En una olla con abudante agua y sal, cocine la pasta hasta que esté al dente. Escurra.

En una sartén profunda o una olla mediana, vierta el aceite, ponga las albóndigas y cocine a fuego alto por 2 minutos, volteándolas con cuidado. Baje el fuego al mínimo, cocine dos minutos más, agregue media taza de agua, tape la olla y cocine otros 2 minutos. Incorpore la crema y la mostaza y revuelva con cuidado. Finalmente, espolvoree con perejil.

En otra sartén con aceite, vierta el brócoli, saltee unos segundos y agregue los tomates. Mezcle estas verduras con la pasta y revuelva con cuidado. Sirva cubierto con las albóndigas.

Falafel con salsa de yogurt

A pesar de que su origen es incierto, se cree que es original de la India, donde se cocinó en un pan con especias amargas. La palabra “falafel” viene de la palabra árabe فلفل (filfil), que significa pimiento, y probablemente del sánscrito pippalī. El faláfel (al menos al estilo de Oriente Medio) está hecho con habas, garbanzos o una combinación de ambos. La variante egipcia, llamada ta`miyya (طعمية), emplea exclusivamente habas, mientras que otras variantes emplean exclusivamente garbanzos. Lo que hace diferente al faláfel de otras empanadillas, es que las habas o garbanzos no se cuecen: simplemente se ponen en agua hasta que se ablandan y luego se trituran (se les puede quitar la piel antes) mezclados con ajo y una buena cantidad de perejil, principalmente, para formar una pasta. Con esa pasta se hacen unas bolas achatadas que se fríen en abundante aceite. En ocasiones puede utilizarse también harina de garbanzo para dar más consistencia a la mezcla. Hoy en día los faláfel se pueden comprar congelados en muchos establecimientos de Europa.

El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada.

Ingredientes (para 6 personas).

Para los falafel
½ kg de garbanzos remojados en agua fría durante 8 horas
½ ramita de apio
2 ramas de cilantro
¼ de cebolla
1 diente de ajo
3 cucharadas de aceite de oliva
½ cucharadita de levadura seca
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de semillas de cilantro
1 pizca de comino molido
Aceite vegetal
Sal a gusto
2 paquetes de pan pita

Para la salsa
250 cc de yogur natural
3 ramas de cilantro
2 ramas de menta
½ diente de ajo
1 cáscara de limón, rallada

Preparación

Ponga todos los ingredientes para los falafel en una procesadora de alimentos y triture hasta formar una pasta granulosa no completamente lisa. Si hace falta, agregue un poco de agua del remojo de los garbanzos. Pruebe para ver si le falta sal. Luego, con las manos haga bolitas del tamaño de una nuez. Aplaste un poco la superficie con los dedos. No deben quedar muy altas, para que el centro pueda cocerse correctamente al freír.
En una olla con aceite hondo a temperatura alta (180 °C), dore las bolitas. Vaya dejando las que estén listas sobre un plato con papel absorbente.
Prepare la salsa. Con una minipimer o licuadora, procese todos los ingredientes hasta formar una salsa homogénea.
Sirva los falafel tibios, acompañados con la salsa, en pan pita.

Bolitas de pescado

Mezcle 2 tazas de carne de pescado blanco (merluza, congrio o blanquillo), 1 huevo, 2 rebanadas de pan de molde sin orillas, sal y pimienta, hasta formar una masa homogénea. Con la ayuda de 2 cucharas húmedas, haga bolitas y vaya depositándolas en una olla con agua bien caliente. Cocine a fuego medio por 4 minutos. Retire y sirva con mayonesa o salsa tártara.

Published in: on marzo 20, 2011 at 09:33  Dejar un comentario  
Tags: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: