Receta: Tarta de arándanos y frambuesas

Arándano Azul De Buena Mesa

El arándano o arándano azul (Vaccinium corymbosum) es una planta del género Vaccinium, que también incluye muchos arbustos silvestres productores de bayas comestibles redondas y con vértices brillantes. No debe confundirse con el arándano rojo (Vaccinium macrocarpon). Los frutos, que nacen en racimos, son blancos al principio y a medida que van madurando se tornan rojizo-purpúreos para convertirse en azules cuando están completamente maduros. Por su dulce sabor se utilizan para elaborar jaleas, mermeladas, vinos, pasteles y diversos platos dulces.

El fruto del arándano es una baya pequeña, de color azul, de ahí la denominación de “blueberry”, en inglés aunque tanto para el arándano azul como para el rojo la denominación genérica en ese idioma es huckleberry. El arándano es un frutal de aspecto arbustivo, perteneciente a la familia botánica de las Ericáceas, dentro de la cual se encuentran también importantes especies ornamentales, como las azaleas y los rododendros. Existen distintas especies de arándanos. La mayor extensión cubierta por este frutal corresponde al arándano bajo, que crece silvestre en regiones frías de Norteamérica, de donde es originario. El arándano alto y el arándano ojo de conejo son cultivados comercialmente.

El arándano azul silvestre posee un sabor y textura superiores a pesar de ser de menor tamaño que los ofrecidos comercialmente.

Frambuesas De Buena Mesa

La frambuesa (Rubus idaeus) es una especie de planta del género Rubus nativa de Europa y norte de Asia. Se trata de un arbusto perenne bienal de entre 1,5 y 2,5 m de altura. Crece con mayor frecuencia en claros de bosques o prados, en especial donde el fuego o las talas han dejado un espacio abierto para que medre esta colonizadora oportunista. Es de fácil cultivo y tiene tendencia a extenderse a menos que se la mantenga bajo control. Prefiere suelos profundos y ácidos, pues los calcáreos producen clorosis.

Su fruto es conocido con el mismo nombre que la planta y consiste en una polidrupa de sabor fuerte y dulce. La frambuesa fructifica a finales de verano o principios de otoño. Esta fruta del bosque es parecida a la zarzamora, pero más pequeña y blanda.

La frambuesa negra (Rubus occidentalis) y la frambuesa azul (Rubus leucodermis) son oriundas de América. En Asia (desde la India hasta China) existen alrededor de 180 tipos de frambuesas todavía no catalogados. Actualmente existen dos cruces de R. idaeus con especies americanas R. occidentalis. De estos cruces se han obtenido diferentes variedades para mejorar la producción de fruto, que llega a las dos cosechas anuales (floración de primavera y estival).

Tarta de Arándanos y Frambuesas De Buena Mesa

La Receta…

Para seis (6) personas…
1 taza y 1/2 de almendras 1 taza de dátiles deshuesados 1 taza de mantequilla de maní casera 3 cucharadas de semillas de chía 3 cucharadas de miel de abeja 1 cucharadita de canela en polvo 1 pizca de sal de mar 1 yogur natural Arándanos a gusto Frambuesas a gusto Flores comestibles u hojas verdes para decorar (opcional)
1. Lave las almendras y déjelas escurrir en un colador. Después muélalas en la procesadora hasta que estén bien picadas
2. Agregue a las almendras los dátiles, la miel, la mantequilla de maní, la chía, la sal y la canela. Muela todo hasta formar una masa de textura grumosa y arenosa. Si le falta humectación añada un poco de agua
3. Ponga la mezcla en un molde de tartaleta y cubra la base y los bordes. Apriétela hasta formar una masa compacta
4. Cubra la masa con una capa de yogur natural y sobre ella coloque los arándanos y las frambuesas. Decore con flores comestibles o hierbas verdes como menta, melisa o albahaca.

Un postre ideal!

Fuente

Conozca los alimentos clave para desintoxicar el cuerpo sanamente

Trabajan sobre el metabolismo de la grasa, mejoran la digestión e, incluso, previenen las enfermedades. Así de beneficiosos son estos alimentos, que limpian el cuerpo mucho más que cualquier dieta de moda.

Las nueces reducen el colesterol “malo”

Las nueces son ricas en antioxidantes, particularmente en un compuesto llamado ácido elágico, que ayuda a mantener el sistema inmune y tiene propiedades anticancerígenas.

Un estudio de la Universidad Estatal de Pennsylvania encontró que el aceite de la nuez ayuda a reducir la presión arterial, disminuir el estrés y mejorar la salud cardiovascular. Además, las nueces son una rica fuente de ácido alfa-linoleico, conocido por disminuir el colesterol HDL (también llamado colesterol “malo”), y reducir la inflamación.

Incluso, investigadores de la Universidad Marshall, en Estados Unidos, han probado que el efecto desintoxicante de las nueces podría ser tan poderoso como para ayudar a disminuir el riesgo de cáncer. El estudio, que fue publicado en la revista científica Nutrición y Cáncer, encontró que cuando a un grupo de ratones se le daba una pequeña dosis de nueces diariamente, su riesgo de desarrollar algún tipo de esta enfermedad disminuía a la mitad, comparados con ratones sometidos a una dieta que no contenía este producto.

Los brotes de brócoli sanan

De acuerdo con un estudio del doctor Paul Talay, de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, el sulforafano -un químico que se encuentra en los brotes de brócoli, así como en otras verduras, como la coliflor- aumenta la capacidad de protección de las células frente al cáncer de piel.

Este elemento induciría la creación de enzimas Fase 2(1), que son aquellas que ayudan a desactivar las células cancerígenas y los radicales libres, lo que aumentaría la defensa del cuerpo frente a los agentes químicos causantes del cáncer.

Para probar esto, los especialistas analizaron el efecto de los brotes de esta verdura en seis personas, probando diferentes dosis de extracto de brócoli en varios pequeños parches sobre la piel, que luego fue expuesta a pequeños pulsos de radiación UV, suficientes para causar diferentes grados de quemadura.

En las personas que recibieron mayores dosis, el extracto de brócoli redujo el enrojecimiento y el dolor.

Además, otros estudios han probado que el brócoli combina tres fitonutrientes especiales, capaces de neutralizar y eliminar del cuerpo los contaminantes no deseados.

Alcachofas para la digestión

Las alcachofas contienen, entre muchos otros nutrientes, cynaropicrin, un compuesto que ejerce una gran influencia sobre la digestión, alterando la forma en que la bilis es almacenada, producida y secretada.

Gracias a la cynaropicrin (1), las alcachofas aumentan la producción de bilis (encargada de degradar los ácidos grasos, para que puedan ser absorbidos por el cuerpo) en el hígado, el flujo de bilis desde la vesícula biliar y el poder constrictor del ducto biliar, una serie de actividades vitales en los procesos de digestión y desintoxicación.

Además, al incrementar las partes líquidas y sólidas de la bilis y aumentar el número y tamaño de las vesículas biliares dentro de las células hepáticas, ayuda a digerir mejor y más rápido las grasas. También se ha probado que las alcachofas son capaces de regenerar las células hepáticas.

¿Muchos kilos? Pruebe el té verde

La diferencia del té verde con otras variedades es que está hecho de hojas sin fermentar, lo que hace que contenga la mayor concentración de un tipo de oxidantes llamados polifenoles, que combaten los radicales libres.

Los estudios muestran que el té verde disminuye el colesterol total y disminuye el HDL (“malo”). Esto ocurriría, señala un estudio en animales, porque los polifenoles ayudan a que no se absorba el colesterol en el intestino, a la vez que ayuda al cuerpo a deshacerse de este tóxico elemento.

Los arándanos queman las grasas

Según un estudio de 2007, publicado en la revista científica Obesity, un tipo de flavonoide, la catequina, presente en grandes cantidades en el té verde, ayuda a combatir la grasa. La investigación se centró en un grupo de hombres que, tras consumir una buena cantidad de té verde durante 12 semanas, disminuyó notoriamente su peso total, tamaño de cintura y grasa corporal, lo que también provocó una disminución del colesterol “malo”.

Además, según un estudio de 2011 de la Universidad Newcastle, el té verde sería capaz de reducir el riesgo de enfermedades como el alzheimer, al anular ciertos tóxicos que afectan las células cerebrales.

Según un estudio del Centro Cardiovascular de la Universidad de Michigan, estos berries son capaces de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y el síndrome metabólico. Este efecto se debería a los altos niveles de fitoquímicos -antioxidantes naturales- que contienen los arándanos.

Los investigadores usaron ratones para probar el efecto de esta fruta. Diariamente, agregaron arándanos pulverizados a la dieta de un grupo de ratones y mantuvieron la fruta alejada de la dieta de otros roedores. Ambos grupos fueron sometidos a una dieta alta en grasas; todas las ratas pertenecían a una camada con tendencia al sobrepeso y la obesidad.

Tras 90 días, las ratas que consumieron arándanos disminuyeron su grasa abdominal, la cantidad de triglicéridos y niveles de colesterol, a la vez que aumentaron su sensibilidad a la glucosa y la insulina,lo que indicaba que sus cuerpos estaban usando más eficientemente la energía.

Los arándanos también protegen al cerebro de los radicales libres, la inflamación y la toxicidad. Gracias a esto, también tendrían un efecto sumamente importante en la prevención de las enfermedades neurodegenerativas.

Comida tóxica que hay que vigilar

En sólo treinta (30) minutos un adulto sedentario expuesto al tabaco y las grasas produce toxinas suficientes para matar a un hámster.

Siete (7) días es el tiempo que un organismo saludable se demora en deshacerse de las toxinas producidas en cuatro días de excesos.

Los hay obvios, como el tabaco, el alcohol y la sal, pero hay muchos otros alimentos capaces de “intoxicar” nuestro cuerpo y afectar nuestra salud. Estos son sólo algunos de ellos.

Frituras: Las papas fritas contienen un tóxico llamado acrilamida, que puede llegar a dañar el ADN. Cuando el almidón se calienta a altas temperaturas, forma espontáneamente esta toxina.

Alimentos con mucho colorante o edulcorante: Este tipo de compuestos son extraños para nuestro organismo. Si se consumen en exceso, no son eliminados adecuadamente y pueden convertirse en un problema de salud.

Carne roja: Es rica en grasas saturadas. Si es consumida en exceso, puede alterar la flora intestinal, aumentando la permeabilidad del intestino y, como consecuencia, la absorción de sustancias tóxicas o extrañas para el organismo.

En treinta (30) minutos un adulto con un estilo de vida saludable produce toxinas suficientes para matar a una hormiga.

Un día se demora el organismo en deshacerse de los excesos cometidos en la jornada anterior.

Fuente

Receta: Brownie ale, con mousse de berries y compota gelificada de arándanos

Un brownie (literalmente ‘marroncito’), también conocido como brownie de chocolate, es un pastel de chocolate pequeño, parecido a una galleta, típico de la Gastronomía de Estados Unidos. Se llama así por su color marrón oscuro, o “brown” en inglés. A veces se cubre con fudge (jarabe espeso de chocolate) y puede llevar dentro trocitos de nueces, chocolate, butterscotch (una especie de toffee crujiente), mantequilla de cacahuete. Se cree que la primera mención a un brownie es en 1896, aunque esta receta no contenía chocolate, sino una melaza.

Un mousse o espuma1 es un preparado culinario de origen francés, cuya base es la clara de huevo montada a punto de nieve, o la crema de leche batida, los cuales le dan consistencia esponjosa. Los más conocidos son el mousse de chocolate y el mousse de frutas, aunque también gocen de mucha fama los mousses salados como el mousse de espárragos o el mousse de salmón.

La textura diferencial del mousse se debe a las claras batidas a punto de nieve y su mezcla con la crema base de la que se parte. Es este merengue lo que confiere al mousse esa textura tan característica de diminutas burbujas. De hecho, el término francés mousse significa espuma en español.

Es importante tener en cuenta que los mousses caseros se basan en huevo crudo (las yemas cocinadas ligeramente), con lo que hay que tener precaución de consumirlo pronto, y mantenerlo refrigerado.

La definición botánica de una baya (berries) carnosa es una fruta producida a partir de un solo ovario . uvas son un ejemplo. La baya es el tipo más común de fruto carnoso en el que la pared del ovario madura en un pericarpio comestible. Pueden tener uno o más carpelos con una cubierta fina y los interiores carnosos. Las semillas son normalmente en la carne del ovario. Una planta que da frutos se dice que es bacciferous. Muchas especies de plantas producen frutos que son similares a las bayas, pero en realidad no las bayas, y estos se dice que son baccate.

En la vida cotidiana Inglés, “baya” es un término para cualquier fruto comestible pequeño. Estos “berries” suelen ser jugosas, redondas o semi-oblongas, de colores brillantes, dulces o amargos, y no tiene una piedra o un hoyo, aunque muchas semillas pueden estar presentes.

Muchas bayas, como el tomate , son comestibles, pero otros de la misma familia, como los frutos de la belladona ( Atropa belladona ) y los frutos de la papa (Solanum tuberosum) son venenosas para los seres humanos. Algunas bayas, como Capsicum , tener un espacio en vez de pulpa alrededor de las semillas.

La compota (del fr: compote = mezcla) es un postre casero que tradicionalmente se ha hecho sobre todo de manzana o pera, pero que se hace igualmente de distintas frutas (manzana, melocotón, albaricoque, pera, membrillo, ruibarbo, frutas rojas). Es un alimento de consumo habitual en países como Francia y Alemania. Consiste en cocer poco tiempo la fruta entera o cortada en trozos con azúcar.

Las compotas de fruta trituradas se emplean frecuentemente en las dietas infantiles (aunque en este caso suelen poseer menor contenido de azúcar, amén de ser enriquecidas con vitaminas diversas, en especial la C).

Vaccinium es un género de arbustos de la familia Ericaceae que incluye a todas las especies llamadas arándano, como el arándano azul (Vaccinium corymbosum). Este género contiene alrededor de 450 especies cuyo hábitat es, principalmente, las regiones frías del hemisferio norte, aunque también hay especies tropicales en regiones tan distantes como Madagascar y Hawái. Estas plantas, sin embargo, prefieren terrenos abiertos así como zonas de monte bajo. En España, en estado silvestre, se pueden encontrar tres especies, todas ellas en montañas altas y ambientes mínimamente húmedos: el arándano común (Vaccinium myrtillus), el arándano negro (Vaccinium uliginosum) y, muy raramente, el arándano rojo (Vaccinium vitis-idaea).

El fruto se desarrolla a partir de un ovario inferior, por lo que botánicamente se le considera una falsa baya.

La Receta…

Para el brownie:
120 g de chocolate bitter
25 g de mantequilla
2 yemas,
3 claras
60 g de azúcar
1 cucharada de chocolate amargo en polvo
2 cucharadas de harina
4 cucharadas de nueces picadas en 4 partes
1 cucharadita de esencia de pan de pascua

Para el mousse de berries:
7 g de gelatina sin sabor (1 sobre)
1 cucharada de agua
1 cucharada de jugo de limón
½ taza de pulpa de berries
2 claras, 6 cucharadas de azúcar
½ taza de crema de leche

Para la compota:
1/3 cucharada de azúcar granulada
1/3 taza de agua
1 taza de arándanos
1 cucharadita de gelatina sin sabor
1 cucharada de ron

Para decorar:
300 g de chocolate blanco
150 g de chocolate bitter
½ taza de crema de leche
1 cucharada de azúcar,
variedad de frutos rojos

Preparación

Precaliente el horno a temperatura media-alta (180 °C). Enmantequille un molde cuadrado de 30 x 30 cm y fórrelo con papel mantequilla enmantequillado. En un bol, junte el cacao, la harina y las nueces. En un bol de vidrio coloque el chocolate junto con la mantequilla y cocine en el microondas por un minuto y medio, revolviendo cada 30 segundos, hasta fundir. En un bol, bata con batidora eléctrica las claras con la mitad del azúcar hasta punto de nieve. En otro bol, bata con la misma batidora las yemas y el resto del azúcar junto a la esencia de pan de pascua. Agregue el chocolate en el bol con yemas de forma envolvente y luego incorpore de a poco las claras. Agregue la mezcla de harina, cacao y nuez con movimientos envolventes, usando cuchara de palo. Vierta en el molde y hornee por 20 minutos.

Refrigere de un día para otro y corte en cuadraditos pequeños. En una sartén, coloque los ingredientes para la compota y cocine hasta espesar. Retire del fuego, agregue el ron y enfríe a temperatura ambiente. En un bol, semibata la crema y refrigere. En un bol de vidrio, ponga las claras para el mousse junto con el azúcar. Bata con batidora eléctrica por 1 minuto y luego cocine en el microondas por 1 minuto a baja capacidad. Retire y bata por 1 minuto con batidora.

Repita hasta obtener un merengue cocido. En otro bol, coloque la gelatina junto con el agua y jugo de limón. Lleve al microondas por 30 segundos, hasta disolver. Incorpore de a poco los berries, batiendo enérgicamente. Agregue el merengue en forma envolvente y luego la crema. Coloque al fondo de copas trocitos de brownie; cubra con compota y merengue. Adorne con berries.

Descarga receta en formato PDF
Fuente

A %d blogueros les gusta esto: