Receta: Choritos con pesto de espinacas

El chorito o quilmahue (Mytilus chilensis) es una especie de molusco bivalvo filtrador de la familia Mytilidae que habita las costas chilenas.

Mide aproximadamente 6 cm de longitud, sus valvas de color negro azulado con la partes proximales más claras y la carne es blanco crema o anaranjada, con sexos separados y cuerpo lateralmente comprimido. Poseen fecundación externa y sus larvas son planctónicas.

Es una especie comestible, que ha sido recolectada desde la época prehispánica hasta la actualidad. Forma parte de la comida típica de Chile, procedente de Chiloé, llamada Curanto.

El pesto (se pronuncia en Idioma ligur: /’pestu/) es un condimento o salsa típica y originaria de la Liguria (Italia). Su ingrediente principal es la albahaca ( Ocimum basilicum ) o mejor, albahaca genovesa (en lengua ligur baxeicò [baʒeɪ’kɔ] o baxaicò [baʒaɪ’kɔ]). Además de la albahaca, se muelen piñones y ajo, todo ello aderezado con queso parmesano (y /o queso de oveja (pecorino), dependiendo de las tradiciones locales) y de aceite de oliva. La palabra “Pesto” viene del genovés “pestare”, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa.

La espinaca (Spinacia oleracea) es una planta anual, de la familia de las amarantáceas, subfamilia quenopodioideáceas, cultivada como verdura por sus hojas comestibles, grandes y de color verde muy oscuro. Su cultivo se realiza durante todo el año y se puede consumir fresca, cocida o frita. En la actualidad es una de las verduras que más habitualmente se encuentra congelada.

Es rica en vitaminas A y E, yodo y varios antioxidantes. También contiene bastante ácido oxálico, por lo que se ha de consumir con moderación.

La Receta…

Ingredientes (para cuatro personas)
2 tazas (480 ml) de vino blanco
11/2 kilos de choritos en sus conchas, lavados, escobillados y sin las m barbas
1 taza de hojas de espinacas blanqueadas
1 diente de ajo
2 cucharadas de nueces
1/4 taza de queso parmesano
1 taza (240 ml) de aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación
1. En una olla colocar el vino y llevar a ebullición a fuego alto; agregar los choritos y cocinar, agitando la olla ocasionalmente, 5-6 minutos o hasta que estén abiertos.
2. Mientras tanto, en la licuadora colocar la espinaca, ajo, nueces y queso rallado; licuar, agregando de a poco el aceite hasta que la mezcla esté homogénea. Transferir a un bol y sazonar con sal y pimienta.
3. Retirar los choritos del fuego, eliminar las conchas que no se abran y estilar. Abrir los choritos y colocarlos en una concha; agregar encima de c/u 1-2 cucharaditas del pesto y servir de inmediato.
Los bivalvos (o moluscos de dos conchas), como las machas, almejas, choritos, ostras y ostiones, son ideales para elaborar recetas de fácil preparación y que se sirven con las manos. Un formato perfecto para compartir.

Descargar artículo en formato PDF (pendiente)

Fuente

Published in: on febrero 2, 2012 at 19:49  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Otro sabor con el secreto único De Buena Mesa. Nuestro Pesto.

El pesto es una salsa, o en realidad un conjunto de salsas, que se caracterizan por estar basadas en aceite de oliva, un fruto seco (que pueden ser piñones, almendras, pistachos, nueces) y una hierba fresca al menos como condimento, que suele ser la albahaca.

Los pestos pueden tener también otros ingredientes como el tomate, el ajo, el perejil, el romero, etc. Los ingredientes se pican y se emulsionan en un mortero para luego, a veces, ser desleídos en un poco más de aceite de oliva. La salsa no se cuece. Se suele usar para condimentar pastas hervidas y escurridas. Debido a su composición, mayoritariamente aceite, el pesto se conserva largo tiempo. Otro pesto muy conocido en Italia es el pesto trapanés, que contiene aceite de oliva, albahaca, almendras, ajo y tomates frescos pelados.

Origen

Los aliños y salsas básicas a base de aceite de oliva y finas hierbas locales viene siendo una práctica habitual en la cocina mediterránea desde la introducción del olivo por los griegos en la mayoría de pueblos. En Italia se cree que uno de los precursores directos del pesto genovés sería una variante de la agliata, una especie de escabeche de aceite, tomate, ajo y vinagre que utilizarían antiguamente los pescadores para poder conservar los alimentos antes de que existieran refrigeradores. Durante el renacimiento esta salsa, probablemente una variante ya con gran cantidad de albahaca, se introdujo en el nordeste de Italia, en la región de Liguria y concretamente al puerto de Génova. La primera receta escrita de pesto genovés como tal se remonta al siglo XIX.

El puerto de Trapani era una escala en la cual paraban la mayoría de naves genovesas provenientes de Oriente para comerciar y cargar provisiones. Ellos trajeron la idea del pesto genovés pero los marineros sicilianos la adaptaron a los productos locales cultivados en la isla, añadiendo así las almendras (que sustituirían a los piñones) y el tomate. De esta forma nació el pesto trapanés

Variantes

Una de las más conocidas variantes es el pesto rojo (pesto rosso) o siciliano, que se compone de tomates secos y pimientos, queso pecorino, sal y aceite de oliva.

En el sur del país, los pestos suelen llevar tomates. El pesto de Trapani (Sicilia) se compone de aceite de oliva en gran cantidad, albahaca, tomates escaldados y pelados, almendras y ajo, todo picado y emusionado en mortero. Su aspecto recuerda algunas salsas catalanas como la romesco o la salvitxada, con las que la diferencia más evidente es que estas no llevan albahaca sino que están perfumadas con ñoras.

Otra variante es la “tallarín verde”, más cremosa, que usa la espinaca como ingrediente adicional y que se sirve usualmente como guarnición.

En Provenza, debido a la proximidad con Génova, existe una salsa parecida al pesto genovés, llamada pistú, que contiene aceite de oliva, ajo y albahaca, pero no piñones ni queso. Ésta salsa a su vez esta emparentada con el allioli negado catalán (aceite de oliva, ajo y sal) y un poco más lejos con el allioli (aceite de oliva emulsionado con ajo) de Cataluña y Valencia o su variante, la mahonesa (aceite de oliva emulsionado con huevo) de Baleares. En general, todos estos tipos de salsas crudas a base de aceite de oliva condimentado, en recetas independientes o formando parte de otras de platos más complejos, son características de todos los pueblos mediterráneos.

La cultura argentina ha adoptado su propia versión, que incorpora un ingrediente Característico (nuez).La receta consiste en: nueces, piñones y ajos que se machacan en un mortero (o se pasan por procesadora) hasta conseguir una pasta que con el aceite de oliva,la albahaca y el queso parmesano conforman todo un clasico del menú de pastas típico argentino.

Los pestos industriales que se venden en botes sustituyen la mayor parte del aceite de oliva por requesón y proteinas de leche. En el envase, además, se aconseja desleir la salsa en leche. El resultado suele ser una especie de bechamel líquida, lígeramente verde o de color salmón, que poco tiene que ver en sabor y textura con los pestos caseros.

Pesto De Buena Mesa

El nuestro es uno casero, que sólo podrá ser descubierto por sus paladares al momento de solicitarlo. En estas lineas, cuando menos se lo esperen, iremos entregando el gran secreto de Buena Mesa, por los momentos no duden en solicitar el producto y degustar de las recetas que les hemos brindado.

Published in: on enero 6, 2011 at 16:36  Dejar un comentario  
Tags: ,
A %d blogueros les gusta esto: