Se recomienda:Applebee’ s

Applebee’ s es un restaurante gringo apetecido por sus hamburguesas,nos informaron que eran muy buenas. El lugar es frecuentado por públicos diversos: familias con niños, amigos, jóvenes, parejas, gente que trabaja. Hacía tanto frío ese día que pedí también una sopa de tortilla de la carta para calentar el cuerpo: un caldo con trozos de tortilla y un poquito picantito, que cumplió con su objetivo. Después pedimos dos hamburguesas, yo la Fire pit bacon burger, que trae queso jack, lonjas de tocino crujiente y mayonesa de chipotle, o sea un poco picante. El pan viene ligeramente tostado, así no se remoja y además cruje un poco. La hamburguesa es de gorda y el resultado funciona bien. Nuestro acompañante pidió la Steakhouse burger, con tiritas de cebolla rebozada, pimienta molida, queso jack y pepinillo, tomate, lechuga y cebolla morada. Le pareció que la hamburguesa estaba un poco recocida y que el conjunto era más bien pesado, con la cebolla frita y el queso (bueno, nadie dijo que estos sánguches fueran livianos, o no?, además vienen con tentadoras papas fritas). Acompañamos con schop Kunstmann y después tuvimos el descaro de pedir postre, compartido, eso sí: brownie de chocolate blanco con helado y salsa de nueces, que lo sirven en sartén de fierro caliente. Se veía mejor en la foto, y el brownie parecía más bien un queque más esponjoso que lo que suele ser un brownie. Igual era chancho el postre. Pedimos cafés cortados que llegaron fríos, una pena. El lugar es agradable, la atención esmerada y a tiempo. La sopa me gustó y la hamburguesa, también, pero me pareció un poco cara, ¡más de $7.000!

Consumo promedio: $ 10.240 (shop + hamburguesa Fire pit).

Lugar:Applebees
Dirección: Vitacura 6345.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 247 8817

Published in: on mayo 30, 2011 at 19:57  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Algunas delicias de la India…

La gastronomía India es muy variada, surge como resultado de la diversidad de culturas que la han enriquecido a lo largo de las colonizaciones acaecidas durante varios siglos.

Así se fueron incorporando diferentes prácticas culinarias traídas por los colonos que con el tiempo se fueron mezclando hasta llegar a ser el conjunto de tendencias que se conocen en la actualidad. La mayoría de los sabores de la India están íntimamente relacionados por el uso significativo de especias, y una gran variedad de verduras. Dentro de esta tendencia general existe una diversidad enorme de estilos locales.

El Curry

Curry (de kari, ‘salsa’ en tamil) o curri es el nombre generalmente adoptado en Occidente para describir una serie de platos elaborados con una mezcla de especias picantes, desarrolladas en las cocinas asiáticas, del este y sureste asiático.

Estos platos fueron difundidos en Europa por El Reino Unido y Holanda, al transferir el conocimiento adquirido en sus colonias durante el siglo XVIII. El curry es una mezcla basada en diferentes especias que se utilizan en la India (masala), para guisos o estofados con salsa; asimismo se refiere a los platos preparados con esa salsa.

También es sinónimo de cuchi o churri.

Pollo al curry

Ingredientes (para 6 personas).
1 kg de pechuga de pollo deshuesada, en cubos
1 cucharadita de cardamomo en polvo
1 cucharada de comino en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharada de cúrcuma en polvo
1 cucharadita de curry en polvo
6 cebollas, en pluma
4 tomates medianos
1 atado de cilantro
3 dientes de ajo picados finos
1 raíz de jengibre rallada
Aceite vegetal para dorar
Sal y pimienta a gusto

Preparación.
Corte los tomates en cuatro, conservando las semillas y la piel. Reserve.
En una olla con paredes altas sofría el ajo, jengibre y la cebolla en un poco de aceite, sin dorar.
Una vez que la cebolla esté transparente, añada todos los condimentos y revuelva.
Agregue los tomates y, si fuera necesario, vierta un poco de agua para evitar que la mezcla se queme.
Cocine hasta que los tomates estén bien blandos y cocidos. Agregue los tallos de cilantro.
Con la ayuda de una minipimer o licuadora triture la mezcla hasta obtener una salsa ligera y suave.
En otra olla, ponga el pollo, vierta la mezcla y cocine a fuego bajo hasta que el pollo esté cocido. Agregue sal y pimienta.
Sirva con arroz (idealmente de tipo basmati), decorado con hojas de cilantro.

El barfi o burfi (hindi बर्फ़ी; urdu برفی, ambos se pronuncian barfi) es un dulce de la cocina india. El barfi sencillo se hace con leche condensada, cocida con azúcar hasta que se solidifica. Hay muchas variedades de barfi, incluyendo el besan barfi (hecho con harina de garbanzo o besan) kaaju barfi (hecho con anacardo) y pista barfi (barfi de leche con pistacho molido). El nombre procede de la palabra urdu barf, ‘nieve’, debido a la apariencia del dulce.

El barfi se condimenta a menudo con fruta (como mango o coco) o frutos secos (como anacardo y pistacho) y especias como el cardamomo. A veces se sirve cubierto con una capa fina de vark (papel de plata comestible). Es típico cortarlo con forma cuadrada, de diamante o redonda. Varía mucho de color y textura, según el tipo.

Coco Barfi

Ingredientes (para 6 personas).
225 g de coco rallado
1 cucharadita de cardamomo
1 cucharadita de mantequilla clarificada (derretir y usar solo la parte amarilla)
2 ½ taza de azúcar
2 tazas de agua
50 g de almendras picadas
50 g de pistachos picados
50 g de maní sin sal, picado
50 g de nueces picadas
1 taza de leche en polvo
½ taza de mantequilla
1 taza de leche entera

Preparación.
En una fuente para microondas, mezcle la leche en polvo y la mantequilla sin clarificar con leche hasta obtener la consistencia de un batido de queque (similar a un yogur).
Tape la mezcla y cocine en el microondas por 2 minutos. Mezcle con un tenedor, tape y cocine por 2 minutos más, hasta que la mezcla esté cocida.
Agregue el coco rallado, vierta en una sartén honda y fría lentamente en la mantequilla clarificada. Agregue cardamomo y mezcle bien. Apague el fuego y reserve.
En una olla, disuelva el azúcar con el agua hasta formar un caramelo claro. Viértalo en la mezcla de coco y revuelva bien.
En la base de un molde para queque coloque las almendras, pistachos, nueces y maní picado. Reserve algunos frutos secos para decorar.
Ponga encima la mezcla de coco y aplaste hasta compactar. Deje enfriar.
Una vez que el postre esté frío, corte la masa en cubos y sirva, decorado con frutos secos.

La tradición
Las preparaciones con curry, sean estas con verduras, pollo, pescado o camarones, tradicionalmente se sirven con pocillos pequeños, cada uno de los cuales con alguno de estos acompañamientos: coco rallado tostado, yogur, cilantro picado, pasas, chutney y almendras laminadas tostadas.

Un lugar interesante recomendado por Ximena Heinsen en la publicación Paula del 8 de Junio,es el minimarket indio Don Harry, de él manifiesta lo siguiente…

En el corazón de Providencia hay un pequeño trocito de la India; un minimarket donde llegan todo tipo de productos provenientes del lejano país.

En Manuel Montt, al lado de la tienda Cherry, hace dos años funciona el minimarket Don Harry, que importa de India casi todos sus productos. Hay de todo para cocinar y según el dependiente, –oriundo de Bombay y sobrino de Don Harry–, casi todos los restoranes de comida india de Santiago se surten aquí. Los productos más cotizados son el arroz basmati Indian Gate ($ 2.300, 1 k); el chicken masala, o mezcla de condimentos en polvo para adobar el pollo ($ 2.000); el papad, o tortillas que los indios doran en un sartén y comen como aperitivo (desde $ 1.000) y la bolsa de hojas de curry ($ 10.000, 250 g aprox), un ingrediente fundamental.

Lugar: Minimarket Don Harry
Dirección: Manuel Montt 092
Teléfono: (+56 2) 919 2865.

Published in: on mayo 30, 2011 at 19:44  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

No se olviden de las legumbres

Estos productos suelen darnos gratas sorpresas si los probamos en el lugar indicado. Acá, algunas recomendaciones, pensando en que la temperatura ya lo amerita.

Zinnia

La idea de crear este espacio -el tercero en el mismo lugar, preparado por Giancarlo Mazzarelli- es competir en la calle del lujo culinario santiaguino por medio de una cuidada relación entre precio y calidad, con claros matices mediterráneos en cada uno de sus platos. Aparte de respetar la lógica gourmet, en un lugar de ambientación mucho más sencilla que antes, los espacios para capear las bajas temperaturas van más allá de las estufas puestas en su terraza. Hay carnes guisadas, por ejemplo, pero la receta más interesante en ese estilo es la Cassoulette ($ 7.500), pero en una versión de la casa cortesía de su chef Sebastián Gamboni, quizá influido por su paso anterior en el tradicional Peyo de Ñuñoa. A diferencia de la receta francesa, usualmente hecha con pato confitado, acá se usa tapapecho de vacuno prolijamente cocinado y puesto sobre una cama de legumbres donde los porotos y lentejas ganan protagonismo, sobre todo gracias a la acción del demiglás (reducción de caldo de carne y huesos), que le da el soporte de sabor y esas calorías extras que lo tienen como una de las opciones estrella de esa carta.

Lugar: Zinnia
Dirección: Av Nueva Costanera 3664.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 935 7644.

Divertimento Chileno

Aparte de estar a los pies del San Cristóbal, en medio de un oasis verde en medio del ajetreo citadino, Divertimento goza de fama por su curiosa puesta en escena culinaria, donde se entrelazan recetas criollas, junto a las de la tradición italiana de sus concesionarios, la familia Sacco. Pero es en el área de su carta nacional -mayoritaria en todo caso- donde la palabra legumbre tiene un puesto preferente. Se trata de sus Porotos ($ 6.700) con algunas cualidades peculiares. De partida, son granados, vale decir frescos, pero no de los congelados en crudo, sino después de preparados. Entonces, una vez vueltos a calentar ofrecen el gran plus de sabor que cualquier amante del plato conoce y atesora: saben como del día anterior, con toda su elegante sazón. Si a eso se suma un par de choricitos de buen aliño, o un trozo de plateada cocinada lentamente -una de las especialidades de la casa-, queda plenamente justificada su guarda en frío. Aparte, a modo de extra, dentro de su carta de agregados figura un Puré de arvejas ($ 2.500) aromatizado a la menta. Fino y fácil.

Lugar: Divertimento Chileno
Dirección: Av. El Cerro s/n Providencia (Acceso Parque Metropolitano).
Teléfono: (+56 2) 233 1920.

La Bodeguilla

Primero aparece en las sencillas mesas de esta tasca de Bellavista un caldo consistente salpicado con cabellitos de ángel. Pura apariencia inocente, que cucharada tras cucharada va revelando sus verdaderas intenciones de sabor y enjundia, que a la postre es más buen gusto para paladares ávidos de calidez. Se trata de la primera parte del Cocido Español ($ 6.900), verdadera piedra angular de la cocina hispana y que tiene como ingrediente imperdible una generosa porción de garbanzos. Un ingrediente incluso más importante que el resto de lo que puede ir al plato. Aparte de las legumbres, en este comedor pegado a la entrada al San Cristóbal, por Pío Nono, aparecen trozos de chorizo, morcilla, asado de tira o algún otro corte vacuno con hueso, sumado a generosas cantidades de repollo y apio, que cocinados juntos le dan el peso a este preparado. Quizá no sea necesario pedir porciones de jamón serrano, o algunas de sus tapas clásicas, o cualquiera de sus otros guisados. Sólo una buena copa de tinto expresivo y el frío no vuelve a rondar por el cuerpo.

Lugar: La Bodeguilla
Dirección: Dominica 5.Recoleta, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 732 5215.

Alto Perú

La receta del Tacu Tacu tiene sus orígenes en la cocina de los esclavos negros llegados a territorio peruano. Siempre afectos a una comida de trazo grueso, se las arreglaban para darles sabor a sus alimentos -o a las sobras de ellos- mediante cocciones como esa, la del poroto mezclado con arroz, convertido en una suerte de pasta consistente a medio camino entre un guiso y una tortilla. Así se fue ganando el respeto de los peruanos, que la han exportado a Chile y replicado en restaurantes como éste, que ya cumple una década destacando en calle Seminario. Allí vale $ 6.300 y consta de esta mezcla, servida con una milanesa de filete, huevo y un trozo de plátano frito. Forma parte de sus platos de fondo calientes y, aparte, otro plato de corte más moderno y con legumbres de por medio: Camarones Addormentati ($ 6.600), con una receta especial de la casa descansando sobre puré de habas, que le dan un peso especial a la preparación.

Lugar: Alto Perú
Dirección: Av Seminario 38, Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2). 223 0173

Picadas patrimoniales

Mantienen la tradición de la comida chilena con platos sabrosos y abundantes, a buenos precios. El domingo 29 es el Día del Patrimonio y no hay que olvidar el factor gastronómico.

Chancho a la chilena

Las Delicias de Quirihue es una casa antigua, de pisos de madera y baldosas, amplios comedores y terrazas con mesas de mantel impecable, donde el recibimiento comienza con pan amasado, pebre cuchareado y brochetitas de carne e interiores, gentileza de la casa. Aquí se encuentra chancho a la chilena en pleno centro de Santiago, preparado como en el campo, con cocciones lentas y tiempos de reposos, para que se impregne el sabor del orégano, ají color y comino. Hay que probar las longanizas hechas en el lugar, sin aditivos ni preservantes, sabrosas y con la sal justa (cuestan $ 6.500 con agregado), o el arrollado de chancho hecho con la receta de la familia, más de medio siglo de tradición en un plato ($ 7.500 con agregado). Los postres son el secreto para pasar tanto sabor intenso: el tradicional mote con huesillo o la leche nevada. Para tomar, el infaltable pipeño a $ 750. Aunque hay opciones más osadas, como la malta con leche condensada, a $2.990. Todo atendido por señoras de impecable uniforme celeste y azul, que no dudarán en sugerirle que es mejor compartir el plato cuando éste es muy grande.

Lugar: Las Delicias de Quinhue
Dirección:Domeyko 2059.Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 6951096

Más de 100 recetas

No espere encontrar un cartel ni un número en la puerta que indique la dirección exacta del restaurante Don Peyo. Como buena picada, la existencia de este lugar, en la calle Lo Encalada, la delata una aglomeración de autos estacionados en la entrada. La carta cuenta con más de 100 platos tradicionales de la cocina chilena. ¿La estrella del menú? La plateada, cocinada durante siete horas; cuatro en el horno y tres a baño María, para darle a la carne esa textura blanda y tierna que se parte con un tenedor. Sola cuesta $ 5.800; en otras preparaciones, como en charquicán con huevo frito y longanizas, $ 2.990. No hay que perderse las sopaipillas, gentileza de la casa, hechas por manos expertas con más de 20 años de oficio. Hace más de 30 años, Carlos Hahn, “Peyo”, comenzó a recibir gente en su casa y de a poco fue incorporando mesas, hasta convertirse en una picada imperdible. Actualmente, Don Peyo tiene capacidad para 700 personas y otra sucursal en la calle Manuel Montt. Si bien el original “Peyo” ya murió, el restaurante conserva ese toque de antaño, gracias a que su actual dueño, Olguer Inostroza, partió atendiendo mesas en el lugar cuando todavía era un universitario.

Lugar: Restaurant Peyo
Dirección: Lo Encalada 465.Ñuñoa, Santiago, Chile
Teléfono. (+56 2): 2740764.

Para pasar las penas

Entre el olor a flores y el sonar de un arpa, si es un festivo o fin de semana, se pasan las tristezas en el Quitapenas. Es el popular restaurante ubicado frente al Cementerio General, en Av. Recoleta, donde el pernil, el pipeño y la chicha son los reyes. “Aquí se vive de la desgracia ajena, del Que en Paz Descanse y el Paró la Chala”, cuenta José Miguel Mendoza Yáñez, el último dueño a lo largo de sus más de 100 años de existencia. Se trata de un boliche sencillo, acogedor y de platos muy abundantes, donde el pernil con papas -suficiente para alimentar a un batallón de cinco- cuesta $ 5.000 y el vaso de chicha, pipeño o la cañita de vino cuesta $ 500. La leyenda de este lugar cuenta que en la década del 20, los futbolistas David Arellano y Clemente Acuña llegaron al bar a pasar las penas tras haberse alejado de su ex club, Magallanes. Ahí, entre cañita y cañita, se les ocurrió formar uno nuevo. Nada menos que Colo Colo.

Lugar: Restaurant El Quitapenas
Dirección:Av Recoleta 1485, Recoleta, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 7378199

Como en Venecia

Partió hace cerca de 70 años como un almacén, donde la gente del barrio pedía un cerveza y se podía quedar jugando a las cartas o al cacho. Pero en los 70 comenzaron a instalarse las mesas y el Venezia se convirtió en un restaurante con platos típicos chilenos. Solía frecuentarlo Pablo Neruda, vecino del sector, quien iba a comer cazuela y se sentaba siempre en el mismo lugar, que hoy lleva una placa en su honor con la leyenda “Mesa Pablo Neruda”. El nombre de este restaurante tiene su origen en los canales de aguas servidas que bajaban antes desde el cerro San Cristóbal hasta el río Mapocho. “Esta era la esquina de los canales, aunque de italianos no tenemos nada”, cuenta Guillermo Gonzalo, el propietario y nieto del fundador del lugar. Lo mejor es el pernil o el costillar con agregado a $ 5.800, tan abundante que alcanza para dos. También se destacan los guisos hechos con recetas de antaño, como la cazuela o el ajiaco.

Lugar: Restaurant Venezia
Dirección: Pío Nono 200.Recoleta, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 7775869.

Confitería Torres

Sólo dos domingos al año abre la emblemática Confitería Torres de la Alameda, inaugurada en 1879 y punto de encuentro de la clase política chilena. Abre para el Día de la Madre y para el Día del Patrimonio. Por eso, el 29 de mayo, José Santos, garzón desde hace 52 años, recorre el lugar con todos los comensales que quieran conocer la historia de cuando él atendía a ex presidentes como Frei Montalva, González Videla o Allende. El tour llega incluso hasta el subterráneo del local, donde está la Cava del Bicentenario y sus vinos ancestrales. Ojo, que en la Confitería Torres se celebró el primer centenario de la República, con un ágape organizado por el entonces Presidente Emiliano Figueroa. El actual Mandatario, Sebastián Piñera, repitió el brindis junto a los últimos cuatro ex presidentes del país para el Bicentenario. Pero, entre tanta historia, no hay que olvidar comer los clásicos calzones rotos o las sopaipillas pasadas ($ 1.800).

Lugar: Confiteria Torres
Dirección: Av Libertador Bernardo O’Higgins 1570.Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 688 0751.

Emporio Botánico: mucho más que orgánico

Después de un año en la Comunidad Ecológica de Peñalolén, Josy Aguilera trasladó su proyecto de restaurante y tienda de productos naturales y orgánicos a Vitacura. Lo hizo porque quiere difundirlo más y ponerlo al alcance de todo el mundo, sin recargar los precios (su menú cuesta $4.000) para quitarle a lo orgánico esa etiqueta medio esnob y lejana que está teniendo. Porque el objetivo es mejorar la alimentación y calidad de vida de todas las personas, entonces si llega a más público con sus platos sencillos pero sofisticados, mejor. El lugar es precioso, muy cálido, y en él, aparte de pan, mantequilla de campo y otras cosas, venden todos los productos con los que preparan sus recetas. Se los recomiendo.

Lugar: Emporio Botánico
Dirección: Av Luis Pasteur 5774.Vitacura, Santiago, Chile
Horario: De lunes a viernes de 10 a 20 horas. Sábados de 10 a 17 horas.

Propuesta Online

Rodrigo Rojas, pastelero chileno con estudios en Francia, promueve las creaciones de su taller de pastelería vía web. Su página es atractiva, con un diseño innovador, sus tortas van muy en la línea de la pastelería europea contemporánea, es decir, son bien diferentes a las que comemos en Chile. Como para lucirse con algo superoriginal (hay tortas y también postres y pasteles individuales). No les digo más, solo visiten.
Se la recomendamos!…

Su sitio: http://www.guro.cl
Dirección: Brown Norte nº 289 / 402 C Ñuñoa – Santiago
Teléfono: (+56 2) 891 8533
Correo: contacto@guro.cl

Published in: on mayo 22, 2011 at 23:02  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

Mercadito y comida árabe para llevar

Al Souk acaba de abrir sus puertas con una atractiva propuesta. Es a la vez un mercado de productos árabes -cardamomo, curry, cúrcuma, regaliz, mix para hacer falafel, tahine, variedad de especias- y también expendio de comidas para llevar. En esta última línea, hay platos preparados en el día y también congelados. Hemos probado un muy buen hummus y ricas empanaditas de laban (especie de ricotta casera), espinacas y carne con aliños. Dicen que sus hojitas de parra, con variados rellenos, son muy buenas. Y los pasteles que se exhiben en las vitrinas, ni les cuento lo ricos que se ven.

Como exponen en su sitio de facebook Al Souk, es cocina árabe y mediterránea elaborada bajos las tradicionales recetas familiares. Cuentan con una gran variedad de platos listos para llevar y un amplio surtido de productos traídos del Medio Oriente.

Un lugar que los transportará a experimentar distintos aromas y sabores de tradición milenaria. Una invitación para todos aquellos amantes de la buena mesa, de la comida de calidad elaborada con la mejor selección del mercado con ingredientes frescos y naturales.

Lugar: Al Souk
Dirección: Avenida Vitacura 7458 , Vitacura, RM.Santiago.Chile.
Teléfono: (+56 2) 219 1579.

Published in: on mayo 22, 2011 at 22:45  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Recetas. Café para el postre

El café y el azúcar se llevan bien, porque la dulzura aquieta la acidez natural del grano. En estas recetas, dos tradicionales postres se renuevan con un simple agregado, siempre presente en la casa: café en polvo.

Debido a que la primera receta es una Crème brûlée de café,consideramos apropiado dar a conocer a quienes no lo saben que es una: “Crème brûlée”.
La Crème brûlée es un postre cremoso que consiste en una crema pastelera cuya superficie se ha espolvoreado de azúcar con el fin de quemarlo y obtener así una fina capa crujiente de caramelo. Se sirve generalmente templado o frío en ramekines o cazuelas individuales. La crema pastelera se aromatiza a menudo con vainilla, un licor u otras especies, en el caso de hoy hemos escogido el café.

Crème brûlée de café

Ingredientes (para 6 personas).
Para el postre:

500 cc de crema
350 cc de leche
16 yemas de huevo
200 g de azúcar granulada
5 cc de vainilla
4 g (1 cucharadita) de café instantáneo
200 g de azúcar rubia

Para decorar:
200 g de azúcar rubia
100 cc de agua fría
50 g de almendras picadas
50 g de pistachos picados

Preparación.
En una olla, junte la crema con la leche y el azúcar granulada. Cocine a fuego medio hasta que esté a punto de hervir y retire.
En un bol, junte una taza de la mezcla anterior con el café. Disuelva y reserve.
Precaliente el horno a temperatura media-baja (120 °C).
En otro bol, bata las yemas ligeramente, con batidor de mano. Agréguelas a la mezcla recién preparada. Revuelva con una cuchara de palo, sin que se forme espuma. Incorpore el café diluido y la vainilla. Filtre con un colador fino hacia otro recipiente y vacíe en pocillos de cerámica para horno.
Hornee en baño María por aproximadamente 40 minutos o hasta que la mezcla no se mueva al girar el pocillo. Reserve.
Ponga el azúcar y el agua para decorar en una olla y cocine hasta dorar levemente. Vuelque el caramelo sobre una lámina de silicona y esparza encima los frutos secos. Deje enfriar y corte con las manos, de manera irregular.
Retire los postres del horno, espolvoree azúcar rubia y queme con un soplete de cocina. Decore con trozos irregulares de caramelo con pistachos.

La próxima receta es un Turrón de Moca. Si deseamos saborear un café con este turrón, podríamos degustar un café moca que es una variante del café con leche. Como éste, suele llevar un tercio de expreso y dos tercios de leche vaporizada, pero se añade una parte de chocolate, normalmente en forma de sirope de chocolate, si bien algunas máquinas usan chocolate en polvo instantáneo. Los mocas contienen chocolate negro o con leche.
Como el capuchino, el moca tiene la famosa espuma de leche encima, aunque a veces se sirve con crema de leche en su lugar. Suele espolvorearse con canela o cacao. También pueden añadirse malvaviscos encima para decorar y dar sabor.
Una variante es el café moca blanco, hecho con chocolate blanco en lugar de negro o con leche. Hay también variantes en las que se mezclan los dos siropes, mezcla que se conoce con distintos nombres, incluyendo «moca blanco y negro», «moca moreno» y «cebra».
En algunas regiones de Europa y Oriente Medio se usa el término mocaccino para aludir al café con leche y cacao o chocolate, si bien en otros lugares como Estados Unidos se refiere a un capuchino hecho con chocolate.
El café moca toma su nombre de la ciudad costera del Mar Rojo de Moca (Yemen), que ya en el siglo XV era una importante exportadora de café procedente en gran medida de Abisinia (región de Kaffa), especialmente a regiones de la Península Arábica. Se llama también moca a un tipo de grano de café procedente de esta ciudad y que recuerda al cacao, de donde puede venir la asociación con el chocolate y el desarrollo de la bebida de expreso y chocolate. En algunos lugares de Europa el «café moca» puede ser esta bebida o simplemente el café elaborado con granos moca.

En cuanto al turrón, podríamos definirla como una masa dulce obtenida por la cocción de miel (o azúcares) a la que se incorporan almendras peladas y tostadas. A dicha masa se le puede añadir, o no, clara de huevo para que emulsione. Dicha pasta es posteriormente amasada y tradicionalmente se le da forma final de tableta rectangular o torta.

Turrón de moca

Ingredientes (para 6 personas).
Para el postre:

7 claras de huevo
400 g de azúcar granulada
200 cc de agua
4 g (1 cucharadita) de café instantáneo

Para decorar:
150 cc de salsa de chocolate
100 g de cobertura de chocolate bitter
100 g de cobertura de chocolate blanco

Preparación.
En una olla, junte el azúcar con el agua y lleve a fuego alto sin revolver hasta formar un almíbar con textura de pelo. Cuando comience a hervir, y sin apagar el fuego, bata en un recipiente las claras, con batidora eléctrica, hasta alcanzar el punto de nieve. Siga batiendo y revise el estado del almíbar: debe estar espeso y tener 117 °C. Si no tiene un termómetro de cocina, deje caer unas gotas de almíbar sobre un vaso de agua fría; estará listo si se forma una bolita semidura. Baje la velocidad de la batidora al mínimo y, sin dejar de batir, agregue el almíbar aún caliente en forma de hilo. Cuando haya vaciado todo el almíbar, suba la velocidad de la batidora al máximo, agregue el café en polvo y bata hasta que la mezcla se enfríe. Reserve.
Al momento de servir, ponga el turrón en una manga con boquilla pastelera rizada y coloque la mezcla en copas, de forma circular. Si no tiene una manga, utilice una bolsa plástica con un hoyo pequeño en una de las dos esquinas inferiores. Pase las coberturas de chocolate por un rallador. Decore con la salsa y virutas de chocolate.

Licor de leche condensada y café.

En una olla, hierva 500 cc de leche con 350 g de azúcar. Incorpore
40 g de café, retire del fuego y agregue un tarro de leche condensada. Revuelva y deje enfriar. Mezcle con 200 cc de vodka y sirva frío.

No olvides ubicarnos en Facebook, Si tienes alguna receta o alguna sugerencia gastronómica y deseas publicarla con nosotros, en cualquier formato, envíala a: contacto@debuenamesa.com. Todos te lo agradeceremos !

Published in: on mayo 22, 2011 at 22:07  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Algo del lejano oriente en mi comida?

Mezclar platos y sabores asiáticos en un solo comedor es una tendencia que se afirma en las mesas santiaguinas, en algunos casos con bastante estilo y sazón.

1 Sakura Express

En los 20 años de historia del culto a la cocina japonesa de aire norteamericano en Chile -o al revés, si lo prefiere-, Sakura ha transitado por varias etapas que han mutado su personalidad, sin por eso perder su protagonismo como referente del estilo. Primero como espacio dado a la sofisticación ambiental, en Vitacura y Borderío, para luego dedicarse de lleno al delivery en sitios estratégicos de Santiago Oriente, manteniendo la personalidad de su propuesta. En ese camino hacia las preferencias de sus clientes, es que han renovado su propuesta con especialidades que van más allá de su conocido menú de rolls. Entre la más reciente figura el Carpaccio Tailandés, un debutante que aún no figura entre la lista oficial de platos, pero que consta de más de una decena de cortes de trucha asalmonada, a medio camino entre el corte a la italiana con el de sashimi clásico, aderezados a base de jengibre y especias, montado sobre tostadas asadas. No es primera vez que incursionan en las mezclas, desde hace una década, ya que recetas como el Oriental Roll ($ 5.500) prescinden del arroz como base, reemplazándolo con huevo, que envuelve a su vez queso crema, cebollín, mezclado con salmón y coronado con una cubierta de panko que le aporta un toque crocante. La cocina china -al menos lo que entendemos como tal- aparece en clásicos como una versión bastante elegante de la Carne mongoliana ($ 5.900), hecha con filete y cortes precisos de cebollín y ají (optativo), que aportan tanto sabor como estilo.

Lugar: Sakura Express
Locales en: Los Trapepenses,San Damian,La Reina,Luis Pasteur,Cristobal Colón y Ñuñoa.
Algunas direcciones y teléfonos de contacto.

Dirección: San Damián 20, Loc 7.Las Condes, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 217 0856.

Dirección:Av Luis Pasteur 5515.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono; (+56 2). 953 6262

Dirección: Camino del Monje 10531-B.Lo Barnechea, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2). 955 1555.

Dirección: Carlos Ossandón 1188, loc. 2.La Reina, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2). 273 8100.

2 Asian Bistro

A primera vista impacta por el amplitud de espacios y los varios ambientes entreverados entre sí, que destacan a la entrada del Boulevard del Parque Arauco. Pero luego sigue llamando la atención por la voluntad que tienen sus dueños -también lo son de Danubio Azul-, por encerrar en este gran comedor, una suerte de gran resumen de lo que puede ofrecer el recetario asiático amarillo, vale decir lo chino, japonés, tailandés, coreano y sus derivados. A lo largo del tiempo han consolidado en su oferta masiva una serie de platos que son favoritos de su público. Cosas que no pueden sacar de la carta, ya sea por sabor o fuerza de la costumbre. Un clásico, por ejemplo, es el Pad Thai ($ 6.600), fideo ancho de arroz salteado con tofu, cebollín, dientes de dragón, camarones, maní tostado y por supuesto, el toque de la casa. Recordando lo chino continental, aparece una de las especialidades de la casa: Trilogía Asian ($ 8.900), con pollo a la naranja, filete en salsa Szechuan -sin tanta intensidad que sugiere la que dicen, es la cocina más picante del mundo- y el ya más conocido Pato Pekín. De ahí en más, sus platos orientales de corte sencillo son los que dominan. Desde humildes y bien preparados wantanes y arrollados, hasta especialidades como el Curry & coconut ($ 8.900) inspirado en el sudeste asiático, o bien preparaciones más habituales como su versión propia del Filete Mongoliano ($ 7.200) con el agregado de zanahorias y pimentón a la receta. Un local dado a la exploración con estilo propio, pensado para agradar a muchos.

Lugar: Asian Bistro
Dirección:Av Presidente Kennedy 5413, loc. 373.Las Condes, Santiago, Chile (Mall Parque Arauco)
Teléfono: (+562) 220 1430

3 Interludio

A pesar de haber abierto hace poco -marzo- y buscar consolidar una clientela, atrayéndola mediante un espacio moderno de corte industrial, con mucho hormigón y acero a la vista, repartido en tres ambientes, en la parte linda del centro de Santiago, este nuevo restaurante revive un concepto un poco dejado de lado por parte de los cocineros actuales: la fusión. La misma que descolló hace una década y fue desplazada-o absorbida- por las sofisticaciones deconstructivas y tecnoemocionales. El desafío de mezclar técnicas y productos oriundos de todas partes del mundo en el mismo plato, corresponde a Mauricio Valdovino, quien -adivinan bien- tiene una especial sensibilidad por los sabores venidos desde Oriente, los que imprime prácticamente en cada plato que sale a las mesas. Allí destacan de manera especial los Timbales de Salmón ($ 7.300) que constan de una peperonata pero al jengibre, queso crema al ciboulette, pétalos de flores, salmón ahumado y una reducción de soya. Desde la vereda del sudeste asiático -y bien anglo de nombre- aparece el Coconut, chicken & shrimp ($ 5.800), nombre de fantasía de la ya clásica sopa de pollo thai, con hongos y cebollín. Y para meter a Chile dentro de esta vorágine de sabores globalizados, el chef ofrece el Pescado a la plancha con camarones al merquén ($ 7.200), que a su vez son acompañados con yakisoba (fideos japoneses de harina de trigo) y un toque de sésamo. En ese restaurante, instalado en un barrio dado a lo cosmopolita, realmente el mundo es un pañuelo.

Lugar: Interludio
Dirección:Merced 316.Santiago, Chile

Published in: on mayo 21, 2011 at 19:24  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

¿Un cafecito?

Preparar una buena taza de café es un arte que tiene cada vez más practicantes y seguidores. Elegimos siete lugares que cumplieran con ser espacios agradables, de atractiva repostería y que, obviamente, tuvieran un buen café. Además de algunas recomendaciones de expertos para entender lo que estamos tomando.

Sobre el café…

¿Cómo reconocer si estoy tomando un buen café?
Si es un espresso, que venga en cantidad de media taza. En cuanto a apariencia, con una crema (la espuma) pareja que cubra la taza, estable, de un color avellanado y ojalá de apariencia atigrada (señal de frescor). En boca, que tenga peso, que sea viscoso. En aroma, ojalá muy aromático y en ningún caso con notas rancias o fenólicas (esas que recuerdan a remedios o aspirina). Y en cuanto a temperatura, que se pueda tomar inmediatamente y sin quemarse la boca.

Y en una cafetería, ¿en qué deberíamos fijarnos?
Siempre es importante preguntar por los orígenes y fechas del tostado. Las que deben ser de menos de 30 días, independiente de la tecnología del envase. Escuchar el molinillo funcionando es una señal inequívoca de que los espresso son hechos a la minuta, como debe ser. Otro detalle significativo es que las tazas sean de paredes gruesas, porque ayudan a mantener la temperatura del café.

¿De dónde tiene que venir el café?
Como regla general, preferir cafés de especialidad (un 15% de la producción mundial de café), de tostado reciente (menos de un mes) y con un buen grado de trazabilidad al origen que incluya los varietales (cepas, igual que en el vino). Nadie compraría un vino que diga ‘Vino tinto de Chile’, ¿verdad? En el café tiene que ser lo mismo. Y a muy grandes rasgos, los cafés sudamericanos tienden a ser más balanceados, con más fruta y dulces. En los africanos, en tanto, lo que se busca es acidez (un atributo en el café), con notas a bergamota, jengibre, guindas ácidas, limón, etc.

¿Cuáles son los básicos para hacer un buen café en casa?
Siempre ocupar café fresco, nunca comprar café molido (que es un café muerto), y molerlo a la minuta. También ocupar agua filtrada. Y básicamente olvidarse de esa frase de hacer un café ‘cargadito’. Cada preparación tiene sus cantidades de agua y café, y están ahí para ser respetadas. Ahora, por el costo que implica, hacer café espresso en casa siempre va a ser muy caro, por las máquinas. Prefieran otros métodos como la prensa francesa (con un perfil de tostado medio), cafetera moka (esa de rosca, con un perfil de tostado un poco más alto) o la que está pegando muy fuerte afuera, la Chemex (con un tostado medio). Ah, y nunca recalentar un café. ¿Sobre eso de que un café bien hecho no necesita azúcar? Absolutamente cierto, pero para eso tiene que ser un café de especialidad y fresco. El tema de la frescura es vital. Siempre.

¿Cómo y dónde lo tengo que guardar?
Como todas las cosas, en un lugar fresco y seco. Alejado de los olores, ya que los absorbe. Y olvidarse de congelarlo, al hacerlo toman olores del refrigerador (igual que un cubo de hielo) y se forman cristales de agua dentro del grano. Si se puede guardar en un pote al vacío, para impedir la oxidación con el oxígeno, tanto mejor.

Las diferentes preparaciones (Chile)

Ristretto. Es el que tiene el menor tiempo de extracción, la menor concentración de cafeína y el sabor más intenso. Es el más pequeño de todos, como norma trae solo 15 ml.

Espresso. También de extracción corta (hasta 30 segundos), es un poco más cantidad que el ristretto y un poco menos aromático.

Lungo. Más cantidad y tiempo de extracción que los anteriores, pero igualmente puro (sin leche).

Macchiato. Tiene un shot de espresso y una mancha de leche texturizada.

Cappuccino. Tiene partes iguales de café, leche y espuma de leche.

Latte. Es que más cantidad de leche tiene, menos café y un poco de espuma.

Les recomendamos…

The Coffe Club / Con denominación de origen

En este club importa de dónde vienes. Pero no para seleccionar a sus integrantes sino para elegir la que es su materia prima por excelencia. Para eso, y en sus 10 años de existencia, su dueña, Claudia Cuevas, se ha esforzado por encontrar variedades puras y de los más diversos lugares del mundo con un solo objetivo: ofrecer café con denominación de origen. Estas zonas -con identidad propia- cambian cada tres meses y en este minuto la especialidad es el café volcánico de Costa Rica, específicamente el de la zona de Poas. Pero en este club no es necesario ser un experto, tanto los meseros como el barista se encargan de responder todas las preguntas y orientar sobre qué preparación elegir. Y están todas, desde ristrettos hasta lattes. Imperdible: una mirada de cerca a su máquina de café, que es una reproducción de la primera diseñada en Italia, en 1905, para hacer espresso.

Lugar: The Coffe Club
Dirección: Av 11 de Septiembre 1955.Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 223 1910

El Árbol / La alternativa orgánica

No solo se puede comer, sino también tomar orgánico. Esa es la apuesta que hace la cafetería El Árbol, que en su carta ofrece una completa selección de cafés, todos con materias primas certificadas. ¿Qué diferencia un café orgánico de uno regular? En sabor es muy similar, pero lo que está detrás es un concepto de salud y medioambiente que vale la pena instalar. En variedades hay de todo. Están, por ejemplo, el goteado, que lleva solo un toque de leche (la que puede ser de soya), o lattes saborizados con amaretto, vainilla o berries. Su carta de acompañamientos también tiene el sello orgánico con productos de la pastelería La Quequería. Imperdible: un ristretto (con más extracto de café que el espresso, y con la mitad de tiempo de extracción) acompañado de su torta vegana de manzana y coco.

Lugar: El Arbol
Dirección: Huelen 74.Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 235 0822

La Signoria / Estilo Italiano

Cultivan un bajo perfil, pero los que conocen la cafetería y restaurante La Signoria saben que aquí las cosas se hacen delicadamente, con un resultado sencillo y sabroso. Se encuentra a pasos del barrio Lastarria, al otro costado del río, pero lo suficientemente lejos como para tener una identidad propia. Su inspiración en las recetas y el estilo está en la zona de la Toscana, en Italia. Su café también cumple con la preparación que han instalado los itálicos por el mundo. Intenso y al grano. Su acompañante ideal, las palmeras rellenas, que son simplemente las mejores de la capital. Imperdible: sus desayunos de fin de semana.

Lugar: La Signoria
Dirección: Bellavista 211.Recoleta, Santiago, Chile
Teléfono: (+562) 813 6591

La Momo / Barrio y Café

Bicicletas, patines, corredores, perros en su paseo habitual. La actividad en el bandejón central de la calle Pocuro es constante y ha transformado ese sector en un barrio lleno de vida y movimiento. En una de sus esquinas está La Momo, un lugar comprometido con la preparación de una correcta taza de café. Como es tendencia, aquí lo que mayoritariamente se usa es café peruano, con notas frescas, un tanto ácidas y de recién tostado. También hay materia prima traída de Brasil. En sus mesas al aire libre, e interiores, hay WI FI. Imperdible: su macchiato.

Lugar: La Momo
Dirección:Av Pocuro 2900.Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 223 8701.

Café Gabriela / Café+ Cultura

Están empezando, aún afinando su propuesta. Pero lo que se vislumbra en sus primeros días de funcionamiento parece presagiar un buen futuro. Es que su ubicación, al interior del Centro Cultural Gabriela Mistral, es privilegiada y lo han sabido aprovechar. Grandes mesas en el exterior y espacios más íntimos adentro, todo con una decoración moderna. ¿Y el café? Brasileño, en todas sus variedades y tamaños, con precios que ameritan una nueva visita. Imperdible: su repostería propia, de ahí el galletón de chocolate blanco supercrujiente y fresco.

Lugar: Café Gabriela
Dirección: Interior Centro Cultural Gabriela Mistral, metro Universidad Católica.
Teléfono: (+56 2) 638 6643.

GAM
Dirección: Av. Libertador Bernardo O’Higgins 227, Santiago, Chile.

Café Tomás / Siempre fresco

Claudia Brunetti, la dueña de Café Tomás, sabe de lo que está hablando. Conoce de esta bebida y desde que abrió, hace casi un año, este local a un costado de la clásica Panadería Tomás Moro ha intentado transmitir su compromiso con una taza bien preparada a cada uno de sus clientes. “Un café con personalidad, elegancia y calidez”, cuenta. Desde Perú llega su materia prima, siempre fresca y tostada, dentro de la semana de su consumo. Ese detalle, para los que saben, hace toda la diferencia. Solo si el grano está recién tostado y recién molido se puede preparar un café de calidad. Otro plus es que hay dos versiones, una pequeña y otra grande, de cada una de sus variedades. Imperdible: su espresso rosa o una preparación en Chemex, la máquina que será (y ya es en círculos especializados) tendencia en esta materia.

Lugar: Café Tomás
Dirección: Av Cuarto Centenario 1072.Las Condes, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 220 8079

Café Bricca / Un toque femenino

No solo de café vive el Bricca. Acá también hay ambiente, y uno ad hoc con el barrio donde se emplaza. Sus 10 mesas, decoradas con detalles femeninos y muy cómodas, tienen la vista perfecta al movimiento de Alonso de Córdova, una calle llena de tiendas y gente vitrineando. Y si a esa cuota de voyeurismo permitido le agregamos una buena carta de café, mejor. Llega rápido un latte en su justa temperatura y con una correcta espuma de leche, la que por un pequeño extra ($300) puede ser de soya. Para acompañar, un cheesecake de naranja y jengibre, superligero y con el toque justo de esta raíz picante. Imperdible: otro acompañamiento para irse a la segura, su cheesecake de maracuyá.

Lugar: Café Bricca
Dirección: Av Alonso de Córdova 4073.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono: (´+56 2) 374 1315.

A %d blogueros les gusta esto: