El pisco, en otra dimensión

El destilado nacional chileno y peruano sabe marcar presencia en el mundo coctelero capitalino. Luego de leer esta lista, prohibido combinarlo con gaseosa.

1 Zinnia

Es el casi, casi nuevo del barrio Nueva Costanera. Antes fue WD, luego Aitué y ahora recogió el nombre de la flor de la caléndula, que es comestible. Este es un espacio que va un poco contracorriente en el sector, porque no tiene esa seriedad gourmet de sus vecinos. La promesa consiste en almuerzos ejecutivos y comida a la carta por la noche, a precios más accesibles y sin sacrificar demasiado la prestancia que su chef y dueño, Giancarlo Mazzarelli, pone en sus platos. En esa línea, en la coctelería vespertina se propusieron resaltar la calidad del pisco nacional con una línea de tragos elaborados con productos de distinto origen. Por un lado, están los de triple destilación -más amigos de las mezclas-, entre los que resalta el Maracuyá Sour, al que las pepitas del fruto le aportan un crocante inédito. Y por otro, están los preparados de pisco artesanal, de alambique. No se puede dejar de probar el Cooler de Albahaca y Frutilla, con un toque de agua mineral Perrier; el Spicy, que tiene miel, ají verde y ginger ale. Estos estelares valen $ 2.900 y para el barrio, están a precio de liquidación.

Dirección: Av. Nueva Costanera 3664. Av Nueva Vitacura, Santiago, Chile.
Teléfono: (+56 9) 789 4047.

2 Tambo

Este restobar se ha posicionado en un área tan céntrica como turística como el barrio Lastarria. Representa lo clásico de la cocina peruana, pero tiene un formato más urbano en lo ambiental. Sus características de bar también lo hacen tener una amplia variedad de tragos, siendo el pisco el que juega un rol protagónico. El Tambo tiene una lista de destilados solos ($ 2.900 a $ 3.500 el corto), pero su atractivo radica en sus cócteles a la peruana, elaborados con productos importados y que ya tiene sus fans de terraza. Hay opciones tradicionales como el Chiclano ($ 3.800), hecho con ginger ale, jugo de limón y un toque de amargo angostura. También están las adaptaciones a clásicos de todos los tiempos como el Capitán ($ 3.200), que al juntarse con vermouth, perfectamente podría tomarlo James Bond si decidiera aventurarse a las cercanías del GAM. Más refrescante es el Aguaymanto sour ($ 3.900), en que el pisco hace juego con esa frutita pequeña, redonda, amarilla y de acidez chispeante que acá también se conoce como physalis. Una lista consistente y recomendada para antes y después de cualquier menú criollo peruano.

Dirección: José Victorino Lastarria 65, Santiago, Chile.
Teléfono: (+56 2) 633 4802.

3 La Mar

Por varios motivos este lugar está entre los top peruanos de Santiago. Claro, está la calidad de sus productos del mar, la claridad y comodidad de sus espacio, y el ambiente de fiesta permanente. Pero la preocupación por el buen beber también se nota, sobre todo en su destilado-bandera. Aparte de los cortos, son nueve las alternativas cocteleras: el clásico Pisco Sour espumoso ($ 4.200) espumoso, refrescante y bien equilibrado entre destilado, limón de Piura y el resto de sus aditivos. También está la prestancia cítrica del Hierba Santa, macerado en hierba luisa (también conocida como lemongrass), y el Marimba, de toque anaranjado con cointreau, jugo de maracuyá y almíbar de aguaymanto. Las intenciones picarescas del Chola María no dejan de ser: pisco quebranta macerado en ají, leche de tigre y jugo de tomate aliñado a la peruana. Para quienes buscan más que nada refrescar el antes o después de una comida, aparece La Mar ofrece el Colorado, que mezcla destilado con malibú, jugo de frambuesa y maracuyá. La variedad consolida el gusto, sin duda. Exceptuando el sour, todos los cocteles valen $ 4.600.

Dirección: Nueva Costanera 3922.
Teléfono: (+56 2) 206 7839.

4 Tanta

Allí, simplemente, no creen en malos augurios en torno al número 13. Pasa que esa es la cifra de tragos especiales con pisco que figura en este comedor multiuso del Parque Arauco, que es restaurante, tienda para llevar, librería, etc. Todos valen $ 3.900 y los hay puros y macerados en hierbas para potenciar su sabor. Si se prefiere resaltar el aroma a uva está, el sol iquiqueño está perfecto. Tiene jarabe de goma y jugo de limón dentro de su fórmula. También en tono afrutado pero más dulce, está el Chicherito, una combinación entre pisco y crema de casis, más chicha morada. Para mentalidades más urbanas, mejor inclinarse hacia el Cholopolitan, hecho con pisco acholado -un tanto más aromático-, triple sec, maracuyá y jugo de cranberry (sofisticado en cualquier parte del mundo). La selección suma y sigue combinando pulpas y jugos de fruta en el caso del Machuca, con licor de frutilla, maracuyá y almíbar de piña, que refuerzan un dato no menor: Chile es el segundo destino de las exportaciones de pisco peruano. Es decir, el destilado vive un momento de auge en la ciudad.

Dirección: Boulevard del Parque loc. 371, Parque Arauco.
Parque Aracuco esta en: Av Presidente Kennedy 5413, Las Condes, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 364 1368

5 Aquí esta Coco

En el Restaurante Aquí Está Coco -del cocinero Coco Pacheco- tienen más ejemplares. De hecho, una nutrida e inusual carta de al menos quince cocteles con pisco. Pero son tres los nuevos que llegan a rayar la cancha: el Pisco Latte ($ 4.300), una mezcla exquisita, equilibrada y otoñal de pisco, licor de café y leche, bien batida y con una densa espuma; el Calafate Sour ($ 4.500), el sour de siempre con toda la fruta concentrada -y hasta tánica y dulce- del calafate sureño; y el Bloody Pisco ($ 4.300), una versión picaresca del Bloody Mary, sin vodka y con pisco, sin pimienta y con merkén. Dijimos tres, pero ya que estamos en los números… ¿y si los multiplicamos?

Lugar:Aquí Está Coco.
Dirección:La Concepción 236.Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 4106200 / 23

Published in: on marzo 27, 2011 at 20:07  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Paellas a la leña…

La Paella

Muchas personas asocian la paella con España. Y están en lo correcto. La paella es el plato nacional por excelencia, de aquel país ibérico. Pero, ¿qué es una paella? Bueno, la paella tiene como ingrediente principal, el arroz. Este debe ser cocinado en una olla plana y uniforme. Su diámetro, dependerá, de la cantidad que se quiera preparar. Mejor dicho, pensando en cuantos serán los comensales.

La gracia de la paella, es cocinarla sin la tapa de la olla. Ya que debe ser preparada lentamente, sólo con la cocción del fuego, que permanecerá debajo de la paellera. Ya que si se tapa, el arroz también será cocinado, por el vapor que se irá acumulando. Lo cual dejará al arroz húmedo, idea contraria al arroz de la paella, que tiene que ser bastante seco y crujiente.

Con respecto a los ingredientes de la paella, estos pueden ser diversos. Los más comunes, son la carne de cerdo o vacuno, pero principalmente la del cerdo. Puede ser pollo, si prefiere algo más liviano. También lleva una gran variedad de productos del mar. Más que nada, mariscos. Asimismo, se le puede agregar diversos chorizos. Es importante que contenga pimienta negra, paprika que es lo que le da el color, pimentones, cebolla, tomates, azafrán y por supuesto, bastante ajo.

Un punto relevante, es el cuidado de la paellera. Esta se debe cuidar, si se desea que su vida sea prolongada. Luego de cada uso, se debe lavar con prolijidad. Sin que quede ningún tipo de residuo. Preferentemente, con agua caliente, para eliminar las impurezas. Posteriormente, debe ser muy bien secada. Con paños de cocina, bastará. Ahora, si en su país se encuentra en temporada de verano, aproveche la luz natural. Al estar bien seca, debe engrasarla, pero no en abundancia. Un poco de manteca, será suficiente. De esta forma podremos disfrutar de una paella cuando queramos.

Para su información…

Un maestro en el arte de hacer paellas, así es este chef chileno-español que luego de vivir 10 años entre Menorca y Madrid, volvió a nuestro país para deleitarnos con sus sabrosura a través de su servicio de paellas aragonesas a la leña que lleva donde te encuentres para 20 a 600 personas, lo que definitivamente lo transforma en un espectáculo.

Teléfono: 7-7498748
correo: contactopaellas@gmail.com

Published in: on marzo 27, 2011 at 19:13  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Picada de ajíes

Una picada de ésas cada vez más escasas. Situada -casi escondida- en una pequeña calle residencial de Ñuñoa, sin letrero ni número, sin refacciones ni modernizaciones. Con esos espacios amplios, generosos y esas decoraciones que no se compran, que sólo se arman con el tiempo. Podemos sentarnos un día cualquiera en las mesas de Don Peyo e ir por lo de siempre: esperar las notables sopaipillas de cortesía, pedir la lengua -que se corta como mantequilla- o los erizos de otro planeta. Pero antes de ordenar, como un anticipo de perniles, arrollados y caldos, podemos preguntar por algo que no está en carta, pero que ya se trama en la cocina como un nuevo secreto: los ajíes verdes rellenos. Vienen seis mitades de ajíes por apenas $ 2.100, turgentes, frescos y jugosos, despojados de toda vena o pepa que nos saque fuego, en parejas con diferentes rellenos: con carne, camarones y con hongos, todos gratinados generosamente con queso. Bocados cálidos y a la vez frescos, sabrosos y estimulantes. Que todo comience así…

Lugar: Don Peyo.
Dirección: Lo Encalada 465.Ñuñoa, Santiago, Chile

Published in: on marzo 27, 2011 at 18:14  Dejar un comentario  
Tags: , ,

Newsletter No.5, Otoño 2011

Este Otoño disfruta de nuestros deliciosos productos.
Accede a nuestros listados:
Al detal
Al mayor

¡Bolitas!

Las bolas de carne, pescado o verduras son perfectas para la hora del picoteo, pero también como parte de atractivos platos de fondo. Para ganar elegancia, es importante que sean muy grandes o muy pequeñas.

Albondigas con paste,verduras y salsa de mostaza

La palabra albóndiga es término procedente del árabe al-bunduqa, ‘la bola’. Los árabes enseñaron a los europeos a preparar este guiso de bolas de carne.

Una albóndiga es una bola de carne picada y a veces de pescado mezclada con huevos y diversos condimentos, tales como perejl, por mencionar algunos ; aunque también hay una variable vegetariana hecha en base a seitán. La albóndiga es tan popular en las diferentes gastronomías y tiene tantas recetas que resulta ser un hiperónimo acerca de un alimento.

En Chile son usualmente, bolas de carne molida con pan rallado, huevo y perejil que se cuecen en un caldo de carne al que luego se le agrega arroz y se sirve caliente. También se sirve en una sopa llamada cazuela de albóndigas.

Ingredientes (para 6 personas).

Para las albóndigas:
½ kg de carne de vacuno molida 5% grasa
½ cebolla picada bien fina
2 huevos
2 cucharadas de harina sin polvos de hornear
2 cucharadas de pan rallado
Sal y pimienta a gusto

Para la pasta:
400 g de pasta corta (penne, rigatone o similar)
1 brócoli en trozos medianos, cocidos
1 atado chico de perejil picado fino
6 tomates cherry en mitades
3 cucharada de mostaza
1 taza de crema espesa
2 cucharadas de aceite
Sal y pimienta a gusto

Preparación

En un bol, mezcle todos los ingredientes para las albóndigas y amase hasta formar una pasta homogénea. Con las manos, haga bolitas del tamaño de una nuez y refrigere por 30 minutos.

En una olla con abudante agua y sal, cocine la pasta hasta que esté al dente. Escurra.

En una sartén profunda o una olla mediana, vierta el aceite, ponga las albóndigas y cocine a fuego alto por 2 minutos, volteándolas con cuidado. Baje el fuego al mínimo, cocine dos minutos más, agregue media taza de agua, tape la olla y cocine otros 2 minutos. Incorpore la crema y la mostaza y revuelva con cuidado. Finalmente, espolvoree con perejil.

En otra sartén con aceite, vierta el brócoli, saltee unos segundos y agregue los tomates. Mezcle estas verduras con la pasta y revuelva con cuidado. Sirva cubierto con las albóndigas.

Falafel con salsa de yogurt

A pesar de que su origen es incierto, se cree que es original de la India, donde se cocinó en un pan con especias amargas. La palabra “falafel” viene de la palabra árabe فلفل (filfil), que significa pimiento, y probablemente del sánscrito pippalī. El faláfel (al menos al estilo de Oriente Medio) está hecho con habas, garbanzos o una combinación de ambos. La variante egipcia, llamada ta`miyya (طعمية), emplea exclusivamente habas, mientras que otras variantes emplean exclusivamente garbanzos. Lo que hace diferente al faláfel de otras empanadillas, es que las habas o garbanzos no se cuecen: simplemente se ponen en agua hasta que se ablandan y luego se trituran (se les puede quitar la piel antes) mezclados con ajo y una buena cantidad de perejil, principalmente, para formar una pasta. Con esa pasta se hacen unas bolas achatadas que se fríen en abundante aceite. En ocasiones puede utilizarse también harina de garbanzo para dar más consistencia a la mezcla. Hoy en día los faláfel se pueden comprar congelados en muchos establecimientos de Europa.

El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada.

Ingredientes (para 6 personas).

Para los falafel
½ kg de garbanzos remojados en agua fría durante 8 horas
½ ramita de apio
2 ramas de cilantro
¼ de cebolla
1 diente de ajo
3 cucharadas de aceite de oliva
½ cucharadita de levadura seca
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de semillas de cilantro
1 pizca de comino molido
Aceite vegetal
Sal a gusto
2 paquetes de pan pita

Para la salsa
250 cc de yogur natural
3 ramas de cilantro
2 ramas de menta
½ diente de ajo
1 cáscara de limón, rallada

Preparación

Ponga todos los ingredientes para los falafel en una procesadora de alimentos y triture hasta formar una pasta granulosa no completamente lisa. Si hace falta, agregue un poco de agua del remojo de los garbanzos. Pruebe para ver si le falta sal. Luego, con las manos haga bolitas del tamaño de una nuez. Aplaste un poco la superficie con los dedos. No deben quedar muy altas, para que el centro pueda cocerse correctamente al freír.
En una olla con aceite hondo a temperatura alta (180 °C), dore las bolitas. Vaya dejando las que estén listas sobre un plato con papel absorbente.
Prepare la salsa. Con una minipimer o licuadora, procese todos los ingredientes hasta formar una salsa homogénea.
Sirva los falafel tibios, acompañados con la salsa, en pan pita.

Bolitas de pescado

Mezcle 2 tazas de carne de pescado blanco (merluza, congrio o blanquillo), 1 huevo, 2 rebanadas de pan de molde sin orillas, sal y pimienta, hasta formar una masa homogénea. Con la ayuda de 2 cucharas húmedas, haga bolitas y vaya depositándolas en una olla con agua bien caliente. Cocine a fuego medio por 4 minutos. Retire y sirva con mayonesa o salsa tártara.

Published in: on marzo 20, 2011 at 09:33  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

¿Quién se ha llevado mi queso?

Pasta dura, blanda; en crema o especiado. Su consumo es pequeño en nuestras mesas, pero es inversamente proporcional al placer que puede proveer su inmensa diversidad.

1 Le Bistrot

Todo queso importado a Chile -aparte de los impuestos- corre con la desventaja de tener, por obligación, que estar pasteurizado. Eso hace que muchas variedades cedan parte de su encanto. Ahora, como el gusto criollo se inclina por lo suave (o muy suave), las diferencias entre productos europeos y locales sigue siendo considerable. Al menos de momento. Es por eso que en lugares donde se tributa con estilo la cocina francesa, como en Le Bistrot, los quesos galos son parte esencial en la oferta. Su tabla ($ 7.900) consta de cinco variedades nativas, que se consumen conforme su intensidad al paladar. Parten con un Comté (queso de vaca de pasta dura). Luego siguen con un Camembert y un corte de cabra con intensidad media. Después, el Livarot figura como un ejemplar de pasta blanda e intensidad más pronunciada a frutos secos, por ejemplo; para finalizar está el extracremoso Boursault, de un poder aromático y al gusto superior, que puede cortarse con un tinto suave como el carmenère, la cepa que recomiendan en el local. Aunque un late harvest no es para nada mala idea.

Lugar: Le Bistrot
Dirección: Santa Magdalena 80 loc. 7.Providencia.Chile.
Horario: De Lunes a Sábado de 12:30 a 23:00 horas
Teléfono: (+56 2) 232 1054.

2 Caprese

Por clima, por onda y estilo de vida, la cocina italiana tiene un gran potencial de desarrollo en Chile. Incluso, se han realizado experimentos para la crianza de la búfala a nivel local, de cuya leche se saca el queso más famoso de toda la península: el mozzarella. Su sensación de ligereza y cremosidad ligeramente granulada cuando es fresco lo hace un producto indiscutido para combinarlo con vegetales y meterlo a las pizzas versión napolitana. Tiene aguante para eso. Y mientras se sigue intentando producir en el país, la empresa Gran Gourmet Italia lo importa desde la bota, contando con varios restaurantes entre sus clientes. Uno conspicuo: Caprese y sus amplias dependencias en Mirador Alto Las Condes. Allí puede aparecer como bocconcinos o como parte del plato que le da el nombre al lugar. Se trata de capas de tomate entre las que los blancos trozos de queso resaltan por contraste. Vale $ 8.900 y no es el único plato con ese queso. También está dentro de una Lasaña de berenjena ($ 8.900) y en una mezcla de jamón crudo, rúcula y tomate cherry grillado ($ 8.900).

Lugar: Caprese
Dirección: Alto Las Condes, Loc. 3229.( Av. Presidente Kennedy 9001, Las Condes – Santiago).
Teléfono: (+56 2) 954 1335.

3 Le Fournil

En su momento fue el único local francés de Santiago donde se podía conseguir pan a la europea. El éxito de la fórmula le permitió ir más allá y explorar en el campo de la restauración -e incluso en la bohême a través de su club de jazz-, gracias a una lista acotada de platos, tal cual un bistrot. Allí, entre lomos a la pimienta y otras especialidades, el queso se vende bastante bien, y se ofrece en dos tablas que se sirven con algunos aderezos dulces, frutos secos y el pan que hizo famosa a la marca. En primer lugar cuentan con una selección de quesos nacionales ($ 6.950) con variedades criollas, como el chanco, de cabra y mantecoso al orégano, más tipos trasplantados como el edam, gruyere, roquefort y Camembert. La tabla de quesos foráneos incluye variedades importadas de Europa y otras de Argentina, cuya calidad suele ser superior a la nacional en esas lides. La lista parte con camembert, azul de Bresse, de cabra, chavroux (cremoso de cabra) y cuñas de queso azul cremoso. Cuánto vale: $ 9.500.

Lugar: Le Fournil
Dirección: Patio Bellavista. (Constitución 30, Loc. 102.Providencia, Región Metropolitana (XIII). Bellavista.)
Teléfono: (+56 2) 248 9699.

4 El Mundo del Queso

Puede que no se sirva en una mesa -aunque tienen sándwiches en pan baguette para llevar, que son un verdadero almuerzo-, pero esta tienda a lo largo del tiempo se ha perfilado como un referente para el aficionado a variedades de diversa pasta. Hay tipos nacionales, como el mantecoso, los de oveja de pasta dura sureños o los caprinos de la IV Región. Pero más que nada se trata de uno de los enclaves donde conseguir importaciones de gran poder, como las de la familia de los quesos azules. Un roquefort legítimo ($ 15.450 el ¼ de kilo) preparado con leche de cabra; un menos intenso pero muy peculiar gorgonzola italiano ($ 11.780 el ¼) o un más latino y más económico azul argentino ($ 5.390). Hay opciones para la parrilla (provoleta), con especias criollas como el merquén, o curiosidades para estos lados, como el pan de queso brasileño ($ 2.990 las dos docenas), listas para hornear. Durante estos días tienen de oferta una serie de ejemplares locales, como el cabra fresco, ya sea natural o con aceitunas, cebollines, salmón o ají verde. El valor: $ 2.100 los 500 gr.

Lugar: El Mundo del Queso
Dirección: Nueva de Lyon 036, local 21.
Teléfono: (+56 2) 231 9139.

Published in: on marzo 19, 2011 at 18:04  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,

Para despedir al verano, recomendamos…

Y rematar las últimas noches estivales, les proponemos un recorrido por cinco restaurantes inaugurados en los últimos meses y que, a su variada oferta gastronómica, suman originales ambientes decorativos.

Republicano Comida chilena

Dentro de una antigua casona de techos altos y parqué original del barrio Bellavista nació este restaurante cuya especialidad es la comida tradicional chilena, pero con una preparación más elaborada y servida a la mesa en porciones generosas.

El responsable es Néstor Retamales, chef del lugar, quien diseñó una carta en base a entrañas, cordero, plateada y mariscos, unida a tragos con hierbas y frutos locales.

La decoración, llevada a cabo por el diseñador Cristián Becerra, es parte de sus atractivos, pues tiene la gracia de haber logrado rescatar a la perfección aquel espíritu de antaño que tenían las casas de los años 60 y 70 de este antiguo barrio, con lámparas de lágrimas, papeles murales, mobiliario vintage, terciopelos, marcos dorados, candelabros y baldosas fabricadas a mano.

Restaurante:Republicano
Dirección: Dardignac 0127.Providencia, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 2498435.
Precio promedio por persona: $10.000

El Pescador Comida del mar

Este nuevo local gastronómico dentro del Casino Monticello, en San Francisco de Mostazal, se encuentra abierto los 365 días del año hasta las 4 a.m.

Su equipo creativo se encontraba en Sudáfrica, en la costa de Capetown, cuando pensó recrear aquí en Chile ese mismo concepto marino que veía a orillas del mar, inspirándose en nuestra gastronomía marina y en una ambientación que llamara a recordar la típica caleta chilena mediante botes, redes, banderines y pizarras.

De ahí que su chef, Alfredo Mora, haya buscado precisamente en estos lugares la idea de cada plato, como el “para la tripulación”, que puede compartirse entre dos y cuatro personas, o también preparaciones pensadas para la familia como “Mar Bravo” o “Pacífico Mediterráneo”. Para acompañar estos platos en torno a mariscos y pescados, en este espacio se ofrecen además los tradicionales cocktails en jarra, entre los que destacan la borgoña, la sangría, el terremoto y el clery.

Restaurante:El Pescador
Dirección: Kilómetro 57 Panamericana Sur, Casino Monticello.
Precio promedio por persona: $12.000

Kilómetro 0 Comida francesa

En el nivel -1 del Hotel W se inauguró Kilometro 0. Un espacio inspirado en diferentes restaurantes del mundo, como el Balthazar en Nueva York, y donde el vino y la cocina francesa son protagonistas indiscutibles.

La decoración, a cargo de Sergio Echeverría, es comandada por una gran cava transparente con 4.000 botellas de vino en su interior que, sumada a los dos Wine Dispenser presentes en el lugar, hace que los mismos clientes que llegan a este restaurante afirmen que desde aquí nace la Ruta del Vino, por la gran variedad de etiquetas que se guardan.

No obstante es su gastronomía, a cargo del chef Patricio Escanilla, la que más se hace notar. Basada en la cocina francesa de cocciones prolongadas -por más de 12 horas- y una carta acotada, sus imperdibles son el asado de tira, boef bourguignon y el justo coq au vin son algunos de los platos destacados de este restaurante.

Restaurante: Kilómetro 0
Dirección: Isidora Goyenechea 3000.Las Condes, Santiago, Chile
Teléfono: (+56 2) 2457077.
Precio promedio por persona: $12.000

Six Lounge Bar, Comida nacional e internacional

La barra es el epicentro de este restaurante y juega un rol principal, en parte por contar con una original arquitectura proyectada por Gonzalo Mardones Falcone y Ángela Croxato, y también por su estratégica ubicación, que permite ser vista desde el primer y segundo piso, pasando a fusionar todo el ambiente lounge que caracteriza este lugar. Concebido por un grupo de seis amigos que buscaba crear un proyecto en común, tiene de noche una iluminación que genera una atractiva atmósfera, que se complementa aun mejor con los vidrios y espejos incorporados.

Varios conceptos gastronómicos reúne la carta de Six Lounge Bar, como picoteos, sándwiches y tradicionales platos de fondo a partir de recetas extranjeras y otras nacionales.

Los tragos, por otra parte, son creados por el propio barman del lugar en base a frutos como arándanos, mora y frambuesa, otorgando un especial colorido a las preparaciones.

Restaurante:Six Lounge Bar, Comida nacional e internacional
Dirección: Av Vitacura 5708.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono:(+56 2) 2191343.
Precio promedio por persona: $12.000

Tanaka, Comida nikkei

En reconocimiento al tercer apellido más común en Japón, Tanaka, se eligió el nombre de este nuevo restorán en Vitacura que ofrece una llamativa carta nikkei -unión de la comida peruana y japonesa-, la que gracias a la mano de la chef Karina Sánchez logra una perfecta fusión de sabor, textura y presentación. Su dueño, Carlos Dumay, junto a su amigo Gustavo Crisóstomo, fueron los encargados de la arquitectura y ambientación interior dada por elementos como bambú, piedra, agua y madera. Ubicado en Alonso de Córdova, es su terraza la que, unida a una tenue iluminación nocturna, lo transforman en el lugar ideal para aterrizar durante las tardes de verano y otoño con un ambiente informal y cómodo para probar exquisiteces del mundo asiático.

Restaurante: Tanaka
Dirección: Av Alonso de Córdova 4248.Vitacura, Santiago, Chile
Teléfono:(+56 2) 2066000.
Precio promedio por persona: $16.500

Published in: on marzo 19, 2011 at 10:15  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

Recetas:Quínoa, grano multifacético

Quínoa, quinua, kinwa, dahua, canigua, trigo inca. Todos estos nombres se usan para referirse al grano con más aporte proteico que existe en el mundo y que crece en las cercanías de los Andes. Hoy está más de moda que nunca, gracias al auge de la cocina vegetariana y su necesidad de buscar reemplazos para la proteína de la carne.

Ensalada de Quinoa

Ingredientes (para 6 personas).
400 g de quínoa
1 pimentón rojo, en cubos pequeños
1 pimentón amarillo, en cubos pequeños
2 pepinos de ensalada, en cubos pequeños
200 g de choclo peruano, en granos
2 tomates cherry, en cuartos
1 atado de cilantro, sus hojas enteras
2 cebollines, picados finos
4 cucharadas de mayonesa
45 cc de aceite de oliva
30 cc de limón sutil, su jugo
2 paltas, en cubos pequeños
Sal y pimienta a gusto

Preparación.

Lave la quínoa varias veces, dejando escurrir el agua en un colador de malla fina.
En una olla, ponga 1 litro de agua al fuego. Una vez que hierva, vierta la quínoa, revuelva y cocine a fuego bajo por 10 minutos. Saque del fuego, drene y deje enfriar.

En un bol, mezcle la quínoa con los pimentones, pepino, granos de choclo, tomates, hojas de cilantro y cebollín. Salpimiente y revuelva bien.

Agregue el aceite, jugo de limón y mayonesa. Revuelva. Incorpore las paltas y mezcle nuevamente, cuidando de no moler la palta. Sirva.

Risotto de Quinoa con Naranja

Ingredientes (para 6 personas).
1 pimentón verde en cubos pequeños
1 pimentón rojo en cubos pequeños
4 chalotas picadas finas
1 zanahoria en cubos pequeños
100 g de champiñones ostra en cubos pequeños
30 de nueces picadas finas
50 g de mantequilla
1 diente de ajo picado fino
100 cc de vino blanco
360 g de quínoa
20 g de cilantro picado fino
120 g de queso parmesano rallado
120 cc de caldo de verduras
50 cc de jugo de naranja natural
Aceite vegetal

Preparación

Lave la quínoa varias veces, dejando escurrir el agua en un colador de malla fina.

En una olla con agua fría, cocine la quínoa aproximadamente 10 minutos, hasta que quede al dente. Cuele y reserve.

En una sartén grande con un poco de aceite, fría las chalotas hasta que queden transparentes. Agregue la zanahoria, los pimentones y los champiñones. Revuelva.

Vierta el vino blanco y cocine hasta que el caldo se reduzca a la mitad. Luego, ponga un poco de caldo de verduras y el jugo de naranja. Adicione la quínoa, sal y pimienta. Una vez que esté bien caliente, incorpore el queso parmesano, cilantro y mantequilla. Mezcle hasta que quede cremoso. Sirva caliente.

Pebre de quínoa

La quínoa se puede agregar al pebre de siempre para darle un toque actual. Se debe incorporar ya cocida y en una cantidad que no opaque los sabores del pebre. Sirva con panecillos, crostinis o carne.

Published in: on marzo 13, 2011 at 17:15  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Para empezar bien la mañana.RM.Chile.

Los santiaguinos no tenemos mucha costumbre de comer afuera a primera hora del día, pero siempre existe una primera vez. No se arrepentirá de anotar estos tips.

1 Café del Opera

Su segundo piso, cómodo y discreto, es un buen escenario para un tentempié de media mañana en la semana, o un desayuno sin tope de horario los sábados y domingos. Especial para una conversación pausada. Se abre a las 10 AM y durante todo el día. Atrévase con el desayuno especial de la casa, que lleva el nombre del lugar: es un canastito con tres pancitos -que pueden ser dulces o salados- hechos en el local; dos huevos de granja que pueden llegar revueltos o en una omelette a punto; lonjas de jamón y queso amarillo sazonado; y un potecito, de palta o mermelada, como cada uno quiera. ¿Para beber? Un sabroso jugo de la casa preparado en el momento y una taza de té o café. En total, $ 5.000. Si no quiere el de la casa, puede armar lo suyo: hay croissants ($ 2.100), pailas de huevo ($ 1.200) y huevos a la copa ($ 800). También helados -el de rosa mosqueta, notable-, y pastelería abundante en la que chocolate de calidad marca presencia.

Lugar: Cafe del Opera
Dirección: Merced 389.(José Miguel de la Barra esquina Merced)Samtiago.Chile.
Teléfono: (+56 2) 664 3048.

2 Blue jar

Su apariencia moderna sin estridencias, la agilidad de un servicio, consciente del poco tiempo de su clientela que circula cerca del Ministerio de Hacienda y de La Moneda. El lugar tiene un toque anglo contemporáneo, como muy pocos en el centro. Pero la imagen es nada si no se acompaña de un fondo culinario de respeto en sus tentempiés a primera hora del día. No cuentan con un menú fijo, pero sí con platos que corren desde las 8 AM, de lunes a viernes. Pruebe las tostadas de pan de masa fermentada ($ 1.200) con cualquiera de las mermeladas caseras que tienen. Pueden ser con quesillo o palta también. ¿Más y mejor? Los prensados de jamón queso o jamón huevo ($ 3.500), los bagels caseros ($ 3.000, con crema, o $ 4.200 con salmón ahumado), los churros rellenos de manjar o chocolate ($ 3.500), una buena camada de muffins y brownies horneados en la mañana ($ 1.500) u otras masas que lucen en su activa barra matinal. Para beber, hay desde smoothies de plátano, té, infusiones y una variedad de cafés que se pueden beber ahí o llevar. Si es habitante del centro, no se arrepentirá.

Lugar: Blue Jar
Dirección: Almirante Gotuzzo 102. (Esquina Moneda) Santiago,Chile.
Teléfono:(+56 2) 699 8399.

3 Coquinaria

Puede ser en su terraza, que está bajo el nivel de la calle, o adentro, rodeado de un ejército de delicatesen puestas exquisitamente en sus mostradores y que provienen de todas partes del mundo. Apueste por un brunch de fin de semana, que es su fuerte matinal. Puede convertirse en una experiencia bien sazonada a la vista y al gusto. Sábados, domingos y feriados, la mesa está servida desde las 8.30 AM hasta las 16 PM, con el mismo menú: una copa de Martini llena de frutillas marinadas en jugo de naranja, yogurt, granola y miel; huevos fritos con tocino crocante; tomates asados; champiñones salteados; y tostada con salsa marmite (a la cerveza). Hay una alternativa, no light precisamente: una canasta de panes con pasas, chocolate, tostadas y croissant; huevos benedictinos o un sándwich Croque Monsieur (relleno con jamón y cubierto de gruyère) o Croque Madame (cubierto con huevo frito). Valen la pena los $ 7.950, porque, además, incluye té o café.

Lugar:Coquinaria
Dirección: Isidora Goyenechea 3000.Las Condes, Santiago, Chile (Subsuelo)
.Teléfono: (+56 2) 2451958.

4 La Chocolatine

Más que un local consolidado como comedor, las mesas pequeñas de la terraza y cercanas al mostrador de esta panadería boutique reflejan que se está haciendo a sí misma, paso a paso. Es que la idea de Marc Lesouhaitier y Joël Beroud, ésa de hacer pan tal como podría servirse o llevar en cualquier panadería de un barrio parisino, les ha resultado exitosa. Sobre todo, considerando la zona donde se encuentra la mayoría de los franceses residentes en Santiago. La harina de acá no tiene comparación con la de París, pero se esfuerzan para que su clásico baguette, por ejemplo, sepa casi idéntico al original (y lo logran). Desde esa premisa, también surgen otras variantes como los battards (pan largo y grueso), las navettes (el descendiente directo de nuestra criolla marraqueta) o sus suaves croissants. Servidos con un café, o té, más alguna masa dulce y jugo de frutas, compone el petit dejeuner ($ 2.100). Con eso, una pastelería fina e importaciones varias del Viejo Mundo, agasajan a su clientela cada mañana en este llamativo rincón de Vitacura, al lado de la parroquia Los Castaños.

4 La Chocolatine

Más que un local consolidado como comedor, las mesas pequeñas de la terraza y cercanas al mostrador de esta panadería boutique reflejan que se está haciendo a sí misma, paso a paso. Es que la idea de Marc Lesouhaitier y Joël Beroud, ésa de hacer pan tal como podría servirse o llevar en cualquier panadería de un barrio parisino, les ha resultado exitosa. Sobre todo, considerando la zona donde se encuentra la mayoría de los franceses residentes en Santiago. La harina de acá no tiene comparación con la de París, pero se esfuerzan para que su clásico baguette, por ejemplo, sepa casi idéntico al original (y lo logran). Desde esa premisa, también surgen otras variantes como los battards (pan largo y grueso), las navettes (el descendiente directo de nuestra criolla marraqueta) o sus suaves croissants. Servidos con un café, o té, más alguna masa dulce y jugo de frutas, compone el petit dejeuner ($ 2.100). Con eso, una pastelería fina e importaciones varias del Viejo Mundo, agasajan a su clientela cada mañana en este llamativo rincón de Vitacura, al lado de la parroquia Los Castaños.

Lugar:La Chocolatine
Dirección: Vitacura 7269.Vitacura.Santiago.Chile
Teléfono: (+56 2) 220 0561.

Published in: on marzo 13, 2011 at 16:14  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

Algunas bebidas con aroma de Lavanda.

Lavanda sour

Preparación para un litro

Para el almíbar de lavanda:
3 tazas (600 g) de azúcar
6 cucharadas de capullos secos de lavanda culinaria

Para el pisco sour:
3 tazas (720 ml) de pisco
1 taza (240 ml) de jugo de limón, recién exprimido
4 cubos de hielo
3/4 taza de almíbar de lavanda
1 clara de huevo
Capullos de lavanda fresca para decorar

1. Preparar el almíbar de lavanda. En una olla pequeña colocar el azúcar, cubrir con 3 tazas de agua fría y llevar a ebullición a fuego medio; seguir cocinando sin revolver hasta formar un almíbar ligero. Retirar del fuego y agregar la lavanda; dejar reposar 20 minutos, colar y eliminar los sólidos.
2. Preparar el pisco sour. En la licuadora colocar todos los ingredientes para el pisco sour, excepto la clara y licuar hasta que esté espumoso. Refrigerar y, al momento de servir, agregar la
clara y licuar nuevamente.
3. En copas individuales distribuir el pisco sour y servir de inmediato decorado con capullos de lavanda.

Limonada de lavanda

Ingredientes para 6 personas
1 taza (200 g) de azúcar
1/4 taza o un puñado generoso de capullos de lavanda fresca o 1 cucharada de capullos secos de lavanda culinaria
1 taza (240 ml) de jugo de limón, colado
Cubos de hielo
Flores de lavanda para decorar

1. En una olla mediana colocar el azúcar, cubrir con 21/2 tazas de agua fría y calentar, revolviendo, hasta disolver el azúcar sin dejar que hierva, para infusionar. Agregar la lavanda, tapar y retirar del fuego; dejar reposar mínimo 20 minutos o varias horas.
2. Luego, colar y eliminar los sólidos; transferir a un jarro de vidrio, agregar el jugo de limón y 21/2 tazas de agua fría. Revolver bien.
3. En vasos altos individuales verter la limonada de lavanda, agregar cubos de hielo a gusto o refrigerar y servir de inmediato decorado con flores de lavanda.

Refrescante!…

Published in: on marzo 9, 2011 at 19:40  Dejar un comentario  
Tags: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: